El alcade de El Ejido, Francisco Góngora, este martes ante los medios / Inma Acién

Francisco Góngora, absuelto: «Nunca cometí delito alguno»

La Audiencia Provincial absuelve al alcalde de El Ejido de los delitos de blanqueo de capitales, falsedad en documento público y delito fiscal

DANIEL SERRANO Almería INMA ACIÉN El Ejido

El alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, ha sido absuelto en la causa en la que se le juzgaba por presunto delito fiscal, de blanqueo de capitales y de falsedad en documento público. Así se lo ha comunicado este martes la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Almería [ tal y como adelantó ayer IDEAL] y lo ha desvelado ante los medios en una rueda de prensa convocada de urgencia esta misma mañana.

Góngora ha insistido en repetidas ocasiones en que «tras diez años y medio de instrucción y pese a la petición del PAL y del fiscal», la resolución termina por absolverle de «todos los delitos» de los que fue acusado en la causa vista para sentencia en la Audiencia en la pasada primavera. «La sentencia deja muy claro que no he cometido delito alguno», ha incidido el regidor.

«Yo no tengo ni responsabilidad penal ni civil alguna. Detrás de esto están algunos acusados en el Caso Poniente, que interpusieron la denuncia antes de las elecciones de 2011. El Partido de Almería (PAL) actuó por venganza y por intereses contra mi persona», ha argumentado Góngora.

«Han sido diez largos años en los que siempre he defendido mi inocencia, desde el primer minuto. Diez años en los que he tenido que soportar muchas críticas y muchos ataques, políticos y personales», ha relatado. «Jamás cometí delito ni irregularidad alguna, por lo que no debí estar ni imputado ni acusado en esta causa», ha insitido.

La sentencia, no obstante, condena a los administradores de Agrícola EuroAlpujarra [su hermano] y de Murgi por delito fiscal como autores y como responsables civiles directos. Así, aunque quedan absueltos del resto de delitos, deberán de indemnizar solidariamente por la cantidad defraudada a la Agencia Tributaria.

Igualmente, ambas sociedades deberán responder de la cantidad defraudada de forma subsidiaria. La sentencia establece también, según el regidor, que deben responder civilmente los socios en función del beneficio obtenido por la empresa. «En función de nuestra participación en el accionariado, para evitar un posible enriquecimiento de los mismos. Una consecuencia casi lógica», ha explicado Góngora, que junto a su padre ya fallecido era socio de la empresa familiar, Agrícola EuroAlpujarra.

El alcalde ha señalado que la sentencia, que todavía no es firme y sobre la que cabe recurso, indica que hay dos sociedades que responden subsidiariamente «y como se ha dejado de ingresar una cuota mayor en el impuesto de sociedades y la sociedad, por tanto, tiene ese mayor beneficio, y para evitar que el resto de socios pueda obtener un beneficio vía accionariado, porque no se ha repartido dividendos de los beneficios, les asigna un pago sin intereses. Aunque no tiene carácter sancionador ni punitivo».

«Eso en el supuesto de que hubiera habido reparto de dividendos que, como ya dije, no los ha habido», ha puntualizado Góngora, quien ha vuelto a asegurar que «nunca» ha tenido ningún lucro de esa sociedad. «Eso ha quedado acreditado en auto», ha apostillado.

Según el alcalde, la sociedad (que todavía sigue en activo) tendrá que hacer frente a la sentencia con sus activos, que son dos locales.

«La sentencia concluye que yo no tengo ni responsabilidad penal alguna ni responsabilidad civil directa. Lo reconoce la propia Audiencia Provincial: nunca cometí delito fiscal, nunca cometí falsedad en documento público y nunca he cometido delito de blanqueo de capitales. Mi inocencia no era un convencimiento personal, era un hecho acreditado a la luz de todas las pruebas», ha insistido antes de concluir lamentando que su padre haya fallecido estando imputado «siendo totalmente inocente». «Un hombre ejemplar que ha sufrido también esa injusta acusación durante muchísimos años y que no se la merecía», ha finalizado.