Borrar

Multitudinaria Noche en Blanco ejidense

Pasacalles, magia, música, baile, sorteos, desfiles de moda o talleres se sucedieron durante más de cinco horas seguidas

Inmaculada Acién

El Ejido

Sábado, 25 de mayo 2019

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La Noche en Blanco ejidense gana adeptos. Además de conseguir que miles de personas llenaran ayer por la tarde y por la noche el centro de la ciudad, también fueron más de ochenta los comercios que se animaron a formar parte de esta propuesta comercial, lúdica y cultural que dio vida y ambiente a las principales calles del centro durante más de cinco horas consecutivas.

A las seis y media de la tarde dio comienzo esta séptima edición con el pasacalles de Superbichos, que partió desde el Auditorio para llegar a la Plaza Mayor, con un recorrido por el Bulevar, la calle de la Iglesia y calle Cervantes, rodeado de cientos de pequeños que además participaron activamente por momentos en el desarrollo del espectáculo.

Un pasacalles que dio el pistoletazo de salida a decenas de actividades repartidas por escenarios como la Plaza Antonio Mira donde los pequeños pudieron disfrutar del espectáculo teatral de Máximo Óptimo Circo, pero también del arte del Ballet Impresión. La Plaza del Mercado acogió diversas actividades como una exhibición de hip-hop y una exhibición de grafiti a cargo de Nauni, además de actuaciones de rap, entre otros.

La Plaza Mayor fue escenario de una subasta de arte muy especial durante la tarde, que contó con 24 obras realizadas por alumnado con autismo de El Ejido. Una actividad que contó con la colaboración de las asociaciones Soy Especial y Qué, Dárata Autismo y Altea, así como de las aulas TEA de los colegios Diego Velázquez, Laimún, Loma de Santo Domingo, Teresa de Jesús y Tierno Galván.

La calle Cervantes se vistió de boda con la celebración de una ceremonia nupcial, a las puertas de Diseño y Arte Floral Sergio Berenguel, mientras que en esa misma calle, pero delante del Ayuntamiento la alfombra roja servía para acoger un desfile de moda. No fue, sin embargo, el único desfile, ya que la calle Lobero acogió una exposición de trajes de flamenca con pase de moda y actuación del bailaor José López.

El bulevar también vivió un gran ambiente infantil con la actuación del mago Pablo, propuesta de Stradivarius.

La música tuvo un especial protagonismo en esta VII Noche en Blanco y cada rincón del centro de El Ejido ofreció un sonido diferente. Así, a la zona joven, se sumó el pop nacional e internacional con Playlist en la calle Miguel Ángel, la música gospel con la actuación de un coro en la Plaza Teatro o música de ópera, música clásica con la actuación de Il Sogno o bandas sonoras ambientales, de la mano de Swing Ensemble.

Un gran ambiente generado con el objetivo de sacar a los ejidenses a la calle y acercarlos a los comercios. Las actividades, junto a los grandes descuentos de hasta el 50 por ciento en muchos casos, hicieron que los ciudadanos se animasen a entrar a las tiendas, probarse y, en última instancia, comprar.

Con la noche ya cerrada, a las 22 horas, llegó el turno del segundo pasacalles, el protagonizado por Atlantes/Candores, que también partió del auditorio con llegada a la Plaza Mayor, donde pasadas las 23 horas dio comienzo el fin de fiesta con la actuación del mítico grupo OBK, con temas tan conocidos como 'Historias de Amor', 'Quién le dio sentido a nuestro amor' o 'La Princesa de mis sueños'.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios