Decenas de pequeños se sumergen en un mundo de imaginación y cartón

Decenas de pequeños se sumergen en un mundo de imaginación y cartón

A través de un cuento de animales mágicos y de más de cien cajas de cartón, los niños pudieron descubrir, explorar y experimentar

INMACULADA ACIÉN El Ejido

Decenas de niños disfrutaron el sábado con el espectáculo interactivo Un Mundo de Cartón, desarrollado por la compañía catalana Creamoviment.

Un espectáculo familiar que contó con dos pases, mañana y tarde, incorporándose de esta manera en esta 42 edición del Festival de Teatro un nuevo escenario como es el complejo deportivo Nexa Fit.

Una de sus salas recibió a niños y adultos con paredes repletas de cajas de cartón de todos los tamaños, como herramientas para crear un espectáculo participativo con el que los niños lo pasaron en grande. Música, movimiento, juego, cante y muchas risas durante algo más de una hora, que provocó que incluso a la finalización del espectáculo la mayoría de los pequeños no quisieran marcharse sino seguir disfrutando.

A través de un cuento de animales mágicos y de más de cien cajas de cartón, los niños pudieron descubrir, explorar y experimentar de manera respetuosa, vivencias y sensaciones de un mundo de cartón vivo y en constante cambio.

En esta obra, los niños se adentraron en un mundo imaginario, lleno de curiosos personajes, y lo hicieron con el movimiento y la expresión de su cuerpo y del goce la música.

Así, durante todo el espectáculo, consiguen mover cajas sin tocarlas con las manos, crear altas palmeras que solo su imaginación permite ver, muros con los que no dejar pasar a la malvada araña de ocho patas que quiere dejarlos paralizados, imitar el sonido de las patas de diferentes animales, crear casas o espacios diversos.

Una historia a la que Toni, Cristina y Elena dan vida con la complicidad de pequeños y adultos, narrando la historia de unos animalitos que necesitan conseguir que llueva, pero que solo será posible si consiguen reunir cinco importantes elementos como son el deseo, la fuerza, el movimiento, el equilibrio y, finalmente, la belleza.Todo ello para alcanzar una lluvia de corazones y gotas de colores, con la que hacer feliz a todos.

Un espectáculo interactivo que muchos chiquitines desearon que no llegara a acabar.