Las alumnas del Conservatorio de Danza Kina Jiménez ponen arte y magia en escena

Las alumnas del Conservatorio de Danza Kina Jiménez ponen arte y magia en escena

El prestigioso coreógrafo Francisco Lorenzo condujo un espectáculo donde el baile se fundió con el juego de luces y sombras para confeccionar una obrade gran nivel

INMACULADA ACIÉN El Ejido

Las alumnas del Conservatorio Profesional de Danza Kina Jiménez volvieron a sorprender el pasado miércoles por la noche con un montaje artístico de gran plasticidad y calidad, en el marco del 42 Festival de Teatro de El Ejido.

Las tablas del Auditorio fueron testigo de un espectáculo donde las luces y las sombras contribuyeron a evocar aquel movimiento estético del siglo XVIII, que reflejó se reflejó en las artes con los principios de la Ilustración y que se denominó Neoclásico.

El prestigioso coreógrafo Francisco Lorenzo, bailarín principal de la Compañía Nacional de Danza durante más de una década, fue el escogido este año por el Conservatorio Profesional de Danza Kina Jiménez para dirigir el proyecto profesional de este año 2019. Bajo su mando, las alumnas de cuarto, quinto y sexto de Danza Clásica desarrollaron un espectáculo de gran plasticidad y belleza, en el que se apreció la fuerza de ese concepto arquitectónico sobre lo decorativo.

En este sentido, Francisco Lorenzo se inspiró para la creación Mixolidias en antiguas fuentes como Vitrubio, Palladio y Vignola, en la búsqueda de la perfección de las leyes inmutables, sin depender de las impresiones subjetivas e imperfectas del artista.

Una puesta en escena donde también se pudieron apreciar algunos rasgos de estética romántica y una obra que combinó pasajes alegres y brillantes, interpretaciones juveniles e inocentes, con el rigor y la precisión.

Un montaje y una interpretación magistral por parte de las alumnas de la especialidad de Danza Clásica con piezas que si bien eran independientes entre sí, mantenían ese hilo conductor de esa estética lineal y profunda, donde todo parecía muy medido y calculado.

Las artistas salieron a escena con un vestuario muy sencillo en tonos oscuros y sus gestos y sus rostros brillaban sobre el fondo con los focos de luces y el juego de focos que se fueron alternando durante todo el desarrollo de la obra y la proyección de sus sombras en muchos momentos sobre el ciclorama de fondo.

Sin embargo, la danza clásica no fue la única disciplina que se pudo disfrutar el miércoles por la noche, ya que antes del inicio de Mixolidias, se llevó a cabo la reposición de una parte del espectáculo de Las Galeras, con el que el Conservatorio Profesional de Danza Kina Jiménez participó en el Festival de Teatro del año pasado. Unos 20 minutos de espectáculo donde se unió el flamenco y baile español con aquel canto a la libertad que tan buena acogida tuvo el pasado año entre el público asistente.

Y es que Las Galeras trató de mostrar esa capacidad de supervivencia y de resistencia que las mujeres tuvieron en un momento en el que la represión ideológica y de género fue dura, y en el que la opresión construyó a las mujeres como sujetos desiguales a los hombres, excluyéndolas de la ciudadanía.