La Unidad de Biotecnología del Poniente, referente europeo en tecnología

La Unidad de Biotecnología del Poniente, referente europeo en tecnología

Un equipo formado por un centenar de personas da respuesta diaria a cerca de 3.000 peticiones analíticasa través de los cuatro centros que integranla Agencia Sanitaria

INMACULADA ACIÉN El Ejido

La Unidad de Biotecnología de la Agencia Sanitaria Poniente, cuyo central se ubica en el Hospital de Poniente, ha crecido de manera exponencial en trabajo en los últimos años para dar respuesta a las peticiones que llegan desde los cuatro centros hospitalarios que componen la Agencia y que además dan servicio a 116 centros de salud, aproximadamente.

De esta manera, con una población de referencia superior a las 427.000 personas, la Unidad de Biotecnología atiende cada día una media de 2.811 peticiones analíticas. Asimismo y analizando los datos de 2017, ya que los de 2018 aún no están disponibles, este servicio determinó más de 7,3 millones de parámetros de análisis clínicos, realizó más de 42.000 estudios de anatomía patológica, o lo que es lo mismo biopsias y citologías, y se hizo cargo de la transfusión de 2.980 unidades de hemoderivados y la atención de 66.952 consultas de pacientes anticoagulados.

Unos datos que distan de la realidad de lo que suele ser un hospital comarcal como recordó Cristóbal Avivar, director del área integrada de gestión de Biotecnología.

De hecho, la complejidad para dirigir este área en cuatro centros les llevó a convertirse en el año 2005 en el primer laboratorio en red dentro del sistema sanitario a nivel nacional, con una gestión transversal de todos los centros y controlado todo ello desde el Hospital de Poniente, con el objetivo de conseguir una mayor eficiencia de recursos y una mayor calidad.

Reconocimientos

Pero no es este el único reconocimiento con que cuenta esta Unidad de Biotecnología, ya que se trata de un servicio especialmente innovador en la forma de trabajar y en el uso de tecnología pionera, recibiendo en el año 2009 un reconocimiento especial internacional. Ese año, el nombre de El Ejido se asomaba a Europa desde el punto de vista sanitario convirtiéndose la Unidad de Biotecnología de la Agencia Sanitaria Poniente en referencia europea de sistema denominado Power Processor, al tiempo que se convertía en el primer laboratorio de alta tecnificación de Almería.

Posteriormente, en 2010 consiguió certificar todos sus servicios bajo la norma ISO 9001 y el pasado año recibió la acreditación por parte de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía (ACSA) en nivel Avanzado.

En esta línea, el director gerente de la Agencia Sanitaria Poniente, Pedro Acosta, destacó que «se estima que más del 70% de las actuaciones médicas se relacionan de forma directa con la información que aportan los datos analíticos, por lo que son esenciales para la toma de decisiones de los profesionales sanitarios y la evaluación de los pacientes».

Objetivos para 2019

Uno de los objetivos que la Unidad de Biotecnología se marca para este año 2019 es la obtención de la acreditación ISO 15189, específica de laboratorios. Una norma que como indicó el director del área, «no será fácil, porque analiza producto a producto con todos los que trabajas, no se audita el laboratorio sino cada prueba que se realiza».

«La acreditación y certificación tienen innumerables ventajas, entre las que se encuentran la garantía de seguridad de los resultados de las pruebas y su trazabilidad, la reducción de errores, la mejora del mantenimiento o de la gestión documental, el reconocimiento internacional de los resultados, el incremento de la satisfacción de los pacientes, la evaluación continua o el fomento de la motivación, la participación y el compromiso de los profesionales, entre otros», indicó Cristóbal Avivar.

Además y como explicó Avivar, tienen por delante un importante proyecto de cambio tecnológico «que puede mejorar un poco más los circuitos. Creo que hemos llegado un poco a techo de lo que es nuestra capacidad de producción pero siempre habrá mejoras».

Formación

También en el ámbito de la formación, la docencia y la investigación destaca esta unidad, ya que fue el primer laboratorio de un hospital comarcal acreditado en Andalucía para la formación de especialistas internos residentes en análisis clínicos.