Uno de los momentos de la jornada, durante el anillamiento de aves.

Tres asosiaciones almerienses transmiten el valor de los Artos

Los más de treinta participantes en esta actividad que se llevó a cabo con motivo del Día Mundial de las Ave también pudieron asistir a una jornada de anillamiento

INMACULADA ACIÉN El Ejido

El Grupo de Anillamiento Rhodopechys de SEO/BirdLife, la Asociación de Educación Ambiental El Árbol de las piruletas y Serbal llevaron a cabo recientemente una jornada de sensibilización y concienciación sobre la importancia de los artales de ElEjido, con el objetivo de dar a conocer a la ciudadanía ejidense la riqueza e importancia ecológica de este ecosistema a nivel europeo.

Así, esta actividad que se desarrolló con motivo del Día Mundial de las Aves, contó con la participación de una treintena de participantes, entre los que hubo muchos menores, convirtiéndose en una actividad didáctica y educativa.

En este sentido, durante la jornada, diferentes expertos en sus respectivas materias, fueron mostrando, con pequeños itinerarios, la gran variedad de especies de fauna y flora que están representados en la zona. Además, mostraron las diferentes técnicas de muestreo para obtener los datos científicos sobre los que se sustenta la catalogación de Lugar de Importancia Comunitaria (LIC), con la que la Unión Europea tiene protegidos los Artos de El Ejido.

En este ecosistema semiárido predomina el arto negro. Un arbusto espinoso que está acompañado por una gran variedad de especies como el oroval, el azufaifo y el cambrón, todas ellas adaptadas a las condiciones climáticas de escasez de lluvias, vientos dominantes y gran insolación.

Esta variedad florística ofrece alimento, zonas de reproducción y de refugio a una gran cantidad de especies de fauna, como la salamanquesa común y rosada que los visitantes pudieron observar concienzudamente tras su captura.

Asimismo, a través de sus rastros y de los restos encontrados, se puso de manifiesto la gran variedad de insectos y pequeños mamíferos que se pueden encontrar en la zona, como pequeñas musarañas, ratones, conejos y erizos.

Por otra parte, los participantes también pudieron asistir a una jornada de anillamiento donde en apenas cinco horas se capturaron, con las redes de niebla y ayudadas por los reclamos de cantos, catorce aves de diez especies diferentes, como la curruca cabecinegra, el serín verdecillo y la tarabilla común entre otras, lo que viene a indicar la enorme y variada riqueza de especies de este magnífico patrimonio natural de los ejidenses.

Se trata de la cuarta jornada que se celebra en el mismo lugar este año y que los organizadores quieren seguir potenciando porque «solo la constancia en trasmitir conocimiento, en hacer ciencia y educación ambiental conseguirán que la ciudadanía empiece a valorar y a exigir su protección y conservación a las autoridades competentes».