La subida del nivel del agua en la Cañada de Onáyar pone en riesgo las fincas aledañas

La subida del nivel del agua en la Cañada de Onáyar pone en riesgo las fincas aledañas

El alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, visitó ayer la zona junto al director general de Planificación y Recursos Hídricos

INMACULADA ACIÉN El Ejido

El alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, y el director general de Planificación y Recursos Hídricos de la Junta de Andalucía, Fernando Delgado, visitaron ayer las explotaciones agrícolas que se encuentran afectadas por el constante crecimiento del nivel del agua en la Cañada de Onáyar, en Matagorda. Durante el recorrido, Delgado pudo comprobar el grave problema que está generando a los productores de la zona la subida continuada del acuífero superior y que, de no tomarse medidas de manera inmediata, se agravará.

El máximo responsable municipal insistió en que «se trata de una cuestión de urgencia, ya que el crecimiento paulatino de la bolsa de agua está poniendo en serio peligro la productividad de las infraestructuras agrarias y, por tanto, la economía de muchas familias«, por lo que solicitó que se autorice a la Junta Central de Usuarios del Poniente, con la mayor diligencia posible, a la extracción de agua del acuífero superior.

Durante la visita, ambos responsables políticos pudieron intercambiar impresiones con los propietarios de los invernaderos, quienes les trasladaron las dificultades a las que se enfrentan durante la campaña para poder sacar sus cultivos adelante. Tal es así que muchos de ellos se han visto obligados a instalar sustrato hidropónico colocado en altura sobre bloques de cemento para poder garantizar la productividad debido a encontrarse el suelo totalmente anegado por el agua.

Góngora explicó que la idea es poner en marcha una serie de sondeos que permitan el bombeo de un volumen suficiente de agua para poner coto al afloramiento subterréneo proveniente del acuífero superior y que está provocando la inundación de caminos y explotaciones adyacentes.

De igual manera, el alcalde informó a Delgado de que esta actuación estaría contemplada dentro del programa de medidas de recuperación del acuífero que se está desarrollando por parte de la JCUAPA y que prevé extraer anualmente más de 20 hm3 del acuífero superior, algo que será determinante para invertir la situación de riesgo generada.

Por otra parte, dentro de esas medidas, el regidor se centró en solicitar con carácter de urgencia una autorización para la que sería la primera captación de agua, que se llevaría a cabo en el Pozo de los Remedios, situado en el paraje de Onáyar.

Fernando Delgado mostró su total disposición a llevar a cabo los trámites necesarios, en el menor tiempo posible, para autorizar la medida propuesta. Tan solo estableció que debe quedar acreditada que la nueva captación de agua del acuífero superior va a suponer una reducción en el mismo volumen de agua extraída del inferior.