La Semana Santa hace latir de nuevo el corazón de los fieles en El Ejido

La Estación de Penitencia con las Imágenes del Santísimo Cristo de la Buena Muerte y Nuestra Señora de las Angustias abarrotó de fieles el entorno de la Iglesia de La Loma

INMACULADA ACIÉN El Ejido

Desde varias horas antes de que se abrieran las puertas de la Iglesia Parroquial de Santa María de la Paz, en el barrio ejidense de la Loma de la Mezquita, los fieles ya iban cogiendo posiciones para no perderse un momento que vivieron por última vez en 2019 como era la salida del templo de las imágenes del Santísimo Cristo de la Buena Muerte y de Nuestra Señora de las Angustias.

Los balcones que rodeaban la Iglesia aparecían decorados. Dentro, costaleros, penitentes, portadores, acólitos, capataces o camareras de la Cofradía Sacramental de Nuestra Señora de las Angustias y el Santísimo Cristo de la Buena Muerte, todos, con la emoción contenida y los nervios lógicos por arrancar su Estación de Penitencia en un día en el que además la temperatura acompañó.

Como es tradición, los primeros en salir por las puertas del templo fueron los miembros de La Legión, que escoltaban al Cristo de la Buena Muerte, que ellos mismos portaron.

Uno de los primeros momentos que arrancó los aplausos de los cientos de personas que abarrotaban el entorno fue la primera 'levantá' del Cristo, y el silencio se extendió para escuchar cómo entonaban la canción 'El novio de la muerte'.

Comenzaba entonces a andar el paso acompañado de la Agrupación Musical Cristo del Amor de El Ejido. Sin embargo, pocos pasos pudieron andar antes de detenerse para recibir la primera saeta desde un balcón.

Le tocaba el turno a la imagen de Nuestra Señora de las Angustias, decorada con centros de flores de Rosa Maquillaje, Fresia blanca y Alelíes malva, y acompañada por la Banda de cornetas y tambores Oración, Caída y Columna de Villacarrillo, de Jaén.

Con precisión milimétrica para poder tomar la salida del templo y la bajada por la rampa, se iniciaba una Estación de Penitencia que este año cambió de recorrido, buscando avenidas más amplias donde permitir que hubiera menor aglomeración de personas.

Y es que este es uno de los momentos que mayor cantidad de público congrega en la Semana Santa de El Ejido.

Los pasos enfilaron la calle Mecina Bombarón, no sin antes de que la Virgen recibiera también su saeta a las puertas del templo, para seguir por la calle Loma de la Mezquita, calles Toledo y Huelva, hasta llegar al Bulevar, al que volvía el Santísimo Cristo de la Buena Muerte y Nuestra Señora de las Angustias después de muchos años. El recorrido oficial continuó por la calle Reyes Católicos y Paseo de Las Lomas, para buscar el regreso al templo.

Una tarde noche de gran actividad en el municipio de El Ejido, ya que el Viernes Santo también es el momento de la Estación de Penitencia con las imágenes del Santísimo Cristo de la Paz y Nuestra Señora de los Dolores por las calles de Santa María del Águila, que salía sobre las ocho y media, una hora más tarde que la de La Loma de la Mezquita, y donde cientos de vecinos arroparon a las imágenes en su recorrido por las calles de la localidad.

Asimismo, la Estación de Penitencia con las Imágenes del Santo Sepulcro y Nuestra Señora de los Dolores partían de la Iglesia Parroquial de San Isidro, en torno a las diez de la noche del viernes. Solemnidad y recogimiento fueron las notas predominantes de la procesión de estos pasos, que recorrieron las calles más céntricas de la ciudad de El Ejido.

Por su parte, los vecinos del barrio de San Agustín celebraron el Viacrucis Penitencial con la Santa Cruz.

En cuanto a la jornada de hoy, Domingo de Resurrección, junto a las misas que se realizarán en las distintas parroquias de El Ejido, la Iglesia Parroquial Santa María de la Paz de La Loma acogerá a las 11 horas la misa de Resurrección y a partir de las 12 arrancará la procesión de Cristo Resucitado.