La rampa varadero de Balerma será una realidad antes de que finalice este año

La construcción de esta rampa, cuya demanda por parte del Club Náutico arrancó hace una década, la convertirá en la única de carácter público en el Poniente almeriense

INMACULADA ACIÉN El Ejido

El demandado proyecto de construcción de la rampa varadero de Balerma comenzará a ejecutarse en tan solo unos días y podría ser una realidad antes de que finalice este año.

Y es que El alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, asistió el viernes junto a la delegada de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Eloísa Cabrera, a la firma del acta de replanteo que autoriza el comienzo de las obras de una rampa que en unos dos meses posibilitará el acceso público de las embarcaciones en la playa.

El máximo responsable municipal destacó como importante «el impulso que la delegación de Fomento ha dado a este proyecto que va a permitir la ejecución de esta instalación con la que se pretende vincular la pesca tradicional, la deportiva y la actividad turística, y fomentar todas las actividades relacionadas con el mar».

Las obras supondrán la creación de una plataforma de 55 metros de longitud por 3,60 metros de ancho, que permitirá el traslado de embarcaciones hasta el mar, en una zona cercana a la desembocadura de la Rambla del Loco al mar y cercana al camping de Balerma.

En este sentido, se trata de una actuación que se va a acometer a través de la Estrategia de Desarrollo Local Participativo del Grupo de Acción Local del Sector Pesquero del Poniente Almeriense, a través del que hace unas semanas se le concedió al Ayuntamiento un presupuesto de 16.990 euros para la construcción de esta infraestructura.

De esta manera y como indicó el regidor ejidense este proyecto permitirá impulsar «nuevos atractivos y recursos para Balerma, al tiempo que damos respuesta a la demanda de propietarios de embarcaciones, facilitando la infraestructura adecuada para el embarque y el desembarque que sea de fácil acceso y cómodo».

La construcción de esta rampa, cuya demanda por parte del Club Náutico arrancó hace una década, la convertirá en la única de carácter público en el Poniente almeriense, por lo que se espera que su construcción suponga un revulsivo también turístico para el núcleo y un apoyo para su restauración.