IU presenta un programa con más de 750 medidas a realizar en cuatro años

Juan Antonio López Escobar y María del Mar Palenzuela. /I. A.
Juan Antonio López Escobar y María del Mar Palenzuela. / I. A.

La formación aglutina sus propuestas en cinco ejes como son un El Ejido habitable, productivo, igualitario, transparente y participativo

INMACULADA ACIÉN El Ejido

Izquierda Unida-Equo ha presentado esta mañana su programa para las municipales del 26 de mayo. Un amplio programa que contempla más de 750 medidas que la formación de izquierdas plantea llevar a cabo en los próximos cuatro años si consigue el respaldo de la población ejidense. Un ambiciosos programa que «es reflejo de años de trabajo, de reuniones con colectivos y vecinas, y fruto del conocimiento profundo de nuestro municipio», indicó Juan Antonio López Escobar, candidato a la alcaldía de IU-Equo.

En esta línea, la formación aglutina sus propuestas en cinco ejes que van desde un ElEjido habitable, pasando por el productivo, el igualitario, el transparente y el participativo, y con ellas pretende mejorar la vida de la población de este municipio.

Así, entre las propuestas que realiza el partido y que tratarán de dar a conocer a los vecinos a través de una media de 50 acciones en los diferentes barrios y núcleos urbanos, se encuentran algunas como la creación de un reglamento de participación ciudadana, un reglamento que permita que los colectivos sociales y los vecinos pueda intervenir en los Plenos de una forma reglada o modificar los reglamentos de las juntas locales para que se conviertan en órganos de descentralización.

Asimismo, defienden la elaboración de unos presupuestos participativos, como siempre ha propuesto esta formación de izquierdas, donde las inversiones se decidan de manera conjunta con los vecinos de cada barrio o núcleo, teniendo en cuenta su opinión y las necesidades que muestren.

Por otra parte, López Escobar apuntó a otras medidas como la puesta en marcha de un plan de vivienda pública de alquiler con opción a compra para jóvenes o situaciones de emergencia social, una movilidad sostenible, la desconexión de los edificios municipales de la red eléctrica, pasando al autoabastecimiento o una dinamización y apuesta por «un comercio tradicional que se desangra», indicó el alcaldable de IU-Equo.