Borrar
El Poniente vuelve a morder la costa de Balerma y Guardias Viejas, que se desangran

El Poniente vuelve a morder la costa de Balerma y Guardias Viejas, que se desangran

El Ayuntamiento reclama a Subdelegación y a Costas el Estudio de Recuperación Ambiental que hace meses ya se solicitó para «poder contrastar, analizar todas las alternativas y plantear alegaciones»

Inmaculada Acién

El Ejido

Martes, 29 de agosto 2023, 12:04

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El fuerte temporal de poniente que azotó el pasado fin de semana la costa ejidense vuelve a dejar las rocas al descubierto en el Paseo Marítimo de Balerma y una playa sin arena, agravando los problemas de erosión que sufren desde hace años las playas de Balerma, pero también de Guardias Viejas.

Ante ello, el alcalde, Francisco Góngora, reclamó ayer nuevamente, tanto a la Subdelegación de Gobierno como al Servicio Provincial de Costas, el 'Estudio para la Recuperación Ambiental del Litoral de Balerma desde la Rambla de Balanegra hasta la Peña del Moro' que hace meses ya se solicitó para «poder contrastar, analizar todas las alternativas y plantear alegaciones».

En este sentido, el máximo responsable municipal incidió en que «la experiencia en la dinámica de la mar nos hace ser escépticos ante la alternativa inicial elegida en dicho Estudio», al tiempo que manifestó su parecer de que «una escollera en Las Cuevecillas, la aportación de arena y un solo espigón, es una solución insuficiente para estabilizar y rigidizar un tramo de 6 kilómetros de litoral». Es por ello que el primer edil ejidense exigió «una solución definitiva de estabilización que no requiera mantenimiento y movimientos anuales de arena».

Igualmente, Góngora ha solicitado una nueva aportación de arena y agilidad tanto en los plazos como en la ejecución de la solución definitiva.

En una carta remitida a Subdelegación y Costas se denuncia, una vez más, «el gravísimo problema de erosión que sufre todo el litoral y que empeora con cada nuevo temporal, poniendo en peligro un recurso turístico de primer orden».

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios