El Poniente inicia una nueva técnica menos invasiva para detectar el cáncer de pulmón

El Poniente inicia una nueva técnica menos invasiva para detectar el cáncer de pulmón

A través de la tecnología EBUS este centro hospitalario podrá diagnosticar incluso el estadio del paciente sin necesidad de cirugía en los casos más complejos

INMACULADA ACIÉN El Ejido

El pasado año, el Hospital de Poniente detectó y diagnosticó un total de 82 casos de cáncer de pulmón. Una cifra que va en aumento en el Poniente y en la provincia en los últimos años y que se prevé siga avanzando este año también.

Ese diagnóstico, sin embargo, no en todos los casos era posible realizarlo de manera rápida, sino que en algunos casos el paciente requería de intervención quirúrgica para poder llegar a la zona donde se encontraba el tumor o el daño y evaluar entonces.

Ahora, una nueva técnica puesta en marcha ya desde hace más de una semana por el área de Neumología del Hospital de Poniente les permitirá diagnosticar y conocer el estado de avance en el que se encuentra, en un mismo acto y con mínimas complicaciones, a través de un proceso mínimamente invasivo. Se trata de la ecobroncoscopia EBUS.

Una técnica que se está aplicando en otros hospitales andaluces como Málaga, Sevilla o Córdoba y que en Almería la está desarrollando ya el Hospital de Poniente. De hecho, la próxima sesión con esta técnica se llevará a cabo el próximo 13 de junio y en ella se tratará a al menos tres pacientes.

El responsable de Neumología del Hospital de Poniente, Joaquín Vizcaíno, indicó que la previsión que tienen es que a lo largo del año se puedan beneficiar de esta nueva técnica en torno a 120 personas.

Un procedimiento, por tanto, revolucionario, ya que su realización es ambulatoria, únicamente requiere de anestesia local, tiene una duración de una media hora y no precisa hospitalización, por lo que en dos o tres horas el paciente puede estar en casa. Es por ello que en el procedimiento hay presente un anestesista y un patólogo, que es el que marca cuándo hay material suficiente para realizar la biopsia y es posible dar por concluida la prueba.

De esta manera, asociar el EBUS con el momento en el que se encuentra el paciente permite ganar en calidad y cubrir ese porcentaje de casos al que no se llegaba con los métodos anteriores, indicó el doctor Vizcaíno.

En este sentido, hasta el momento existían dos técnicas para la detección y diagnóstico del cáncer de pulmón y otras afecciones pulmonares.

Mediante la broncoscopia se podían ver, estudiar y biopsiar los bronquios, pero no se podía ir más allá. Para aquellos casos en los que la broncoscopia no llegaba, había otra alternativa que era la cirugía de tórax.

El uso del EBUS lineal, que cuenta con un ecógrafo en la punta, permite ver lo que hay más allá de la traquea o del bronquio, y funciona con una aguja transbranquial. Asimismo, el Hospital de Poniente también dispone del EBUS radial, que también está provisto de un ecógrafo en la punta, pero que al tener movilidad permite acceder al pulmón periférico y desde ahí obtener muestras.

No obstante y pese a que esta tecnología se utiliza principalmente en Neumología, también es posible su uso por otras áreas del hospital y en el diagnóstico de otras enfermedades.

Una fuerte apuesta del Hospital de Poniente por una técnica que puede ayudar mucho a los pacientes.

En esta línea, Matías Correa, gestor de cuidados de Neumología, también destacó el importante papel de las enfermeras en este proceso, «porque desde el primer momento han estado organizando la unidad, aprovisionando todo el material necesario para la realización de la prueba y por su activa participación en todos los circuitos por los que tiene que pasar el paciente, para que se garantice su seguridad, de manera que hemos conseguido que el paciente venga directamente a nuestra Unidad y el personal que se va a hacer cargo de esa intervención es el que lo recibe y lo acompaña, lo que da confianza y seguridad al paciente».