El alcalde, Francisco Góngora, interviniendo en el Pleno telemático celebrado ayer.

El Pleno de El Ejido aprueba redactar un plan de sombras en plazas y parques con la abstención del PP

El equipo de Gobierno defendió que hay otras prioridades antes que instalar zonas de sombras, pero el resto de grupos apoyaron la propuesta de Ciudadanos

JULIO VALDIVIA EL EJIDO

El Pleno del Ayuntamiento de El Ejido aprobó ayer una moción del grupo de Ciudadanos en la que plantea la elaboración de un plan de sombras en parques y plazas públicas con la idea de ir ejecutándolo progresivamente para dotar de sombras estos espacios públicos. La propuesta salió adelante con el apoyo de todos los grupos de la oposición y la abstención del equipo de Gobierno, que aunque dijo que hay otras prioridades, también se mostró partidario de ir aumentando las sombras.

La encargada de defender la moción fue la edil de Ciudadanos, Verónica Gómez, quien manifestó la importancia de una propuesta como esta en un municipio en el que hay falta de sombras y arbolado, pese a las altas temperaturas que se registran. Por ello, defendió la necesidad de ir haciendo un estudio sobre las necesidades y que se vayan incorporando actuaciones en este sentido «para que los vecinos puedan hacer vida en la calle».

Gómez invitó al PP a apoyar la idea, que consideró que sería «un gran avance» para el municipio y animaría a los vecinos a disfrutar de los espacios públicos.

Desde Vox, el concejal Germán Arqueros apoyó la propuesta, considerándola necesaria y recordando la falta de sombras y el calor que se sufre en algunos espacios libres. «No se trata de techar los 56 parques de un día», dijo respondiendo a las reticencias del PP, además de defender que la idea se tenga en cuenta en los proyectos de parques que se están preparando ahora mismo.

La portavoz del PSOE, Maribel Carrión, también mostró su respaldo a la petición, que calificó de «buena propuesta» y recordó que en verano no se pueden hacer muchas actividades en las calles por las altas temperaturas y precisamente la falta de sombras. Carrión, defendió que la actuación se lleve a cabo «de forma progresiva» y pidió que ese sombreado sea «natural» porque «va a tener mayores beneficios que un sombreado artificial».

Por su parte, desde el equipo de Gobierno del PP se admitió la necesidad de contar con sombras en parques y plazas, pero dadas las restricciones presupuestarias, consideró que hay otras prioridades que afrontar antes. Así lo dijo su concejal de Obras Públicas, Alberto González, que se mostró reacio entre otras cosas porque habría que destinar técnicos a hacer el estudio y calculó que instalar sombras en todos los espacios públicos supondría 5,5 millones de euros.

González dijo que entre proyectos a punto de iniciarse y los que se preparan, el Consistorio trabaja en una inversión de 12 millones de euros, que se quedarían en la mitad si hubiera que dotar de sombras a todos los parques y plazas actuales, defendiendo la necesidad de seguir haciendo nuevos proyectos en zonas en las que hacen falta, antes que dedicarse a sombrar lo ya existente.

En parecidos términos se expresó el alcalde, Francisco Góngora, quien explicó que hay muchas necesidades y hay que priorizar las inversiones, mencionando el déficit de servicios de Almerimar o las necesidades de inversión de los proyectos Next Generation, además de asegurar que los técnicos «están a tope» en estos momentos en la elaboración de proyectos.

Julia Ibáñez se despide de la Corporación dando las gracias a todos

La número 3 del grupo del PP en el Ayuntamiento de El Ejido y concejal de Cultura, Julia Ibáñez, se despidió ayer en el Pleno de su cargo de concejal, en el punto en el que se dio cuenta de su renuncia al acta para asumir el cargo de parlamentaria andaluza del PP por la provincia de Almería en la nueva legislatura que se iniciará en breve. Se despidió asegurando que ha sido un «honor» haber formado parte del Ayuntamiento de El Ejido durante los últimos años y en las distintas áreas en las que ha desempeñado su labor. Quiso también agradecer la «predisposición y profesionalidad» del personal del Ayuntamiento, así como a los concejales de la Corporación y en especial a los de su grupo y al alcalde, por su «apoyo incondicional».

«He intentado hacer mi labor con el máximo acierto y entrega», dijo, mostrando su «ilusión» por seguir trabajando por El Ejido y la provincia ahora desde su nuevo puesto. Una nueva andadura para la que recibió los buenos deseos del resto de concejales de todos los grupos en la sesión plenaria, resaltando especialmente el alcalde, Francisco Góngora, que habló de un trabajo «en muchos casos brillante».

Por el momento se desconoce cómo se afrontará su marcha en el organigrama del equipo de Gobierno.