La plaza de la Alpujarra suma nuevos columpios y se hace más inclusiva

La plaza de la Alpujarra suma nuevos columpios y se hace más inclusiva

Junto a éste también se han modernizado y adaptado a la nueva normativa los parques infantiles de las plazas Francisco Navarrete y Claudio

INMACULADA ACIÉNEl Ejido

Las obras de la plaza de la Alpujarra puestas en marcha por el equipo de gobierno del Ayuntamiento de El Ejido concluyeron hace un par de semanas, si bien este espacio aún se encuentra cerrado al uso de los menores, como también lo está el parque de la plaza Claudio, ubicado en la avenida Príncipes de España, cercano al IESFuentenueva.

Estos son dos de los parques que junto al parque infantil de la plaza Francisco Navarrete ha remodelado recientemente el gobierno local dentro del proyecto de mejora y adaptación de las zonas de juego. A ello se ha destinado un presupuesto de 80.000 euros, de los que la mitad fueron exclusivamente a la plaza Alpujarra.

Así, en la plaza Alpujarra se llevó a cabo la renovación del pavimento y se instalaron nuevos columpios más inclusivos, al tiempo que de forma paralela se llevó a cabo el acondicionamiento del quiosco para que pueda prestar el servicio de cafetería-restaurante dotándolo de más equipamientos para dar un mejor servicio a esta zona y haciendo de este lugar un punto de ocio y disfrute familiar.

El alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, destacó que para el gobierno local «garantizar espacios públicos de calidad, más funcionales y adaptados a las necesidades de los vecinos representa una de nuestras prioridades. Es por ello nuestro empeño en configurar una red de parques y plazas públicas que dispongan de las mejores condiciones para el esparcimiento familiar».

Las actuaciones en este parque se centraron en la colocación de un nuevo suelo de protección de caucho, más seguro y adecuado para los pequeños y con el que este espacio se adapta a la normativa vigente.

De igual modo, se instalaron nuevos equipamientos, entre los que se incluyen columpios y juegos inclusivos y se remodelaron los ya existentes.

El regidor incidió en que el municipio cuenta «con 60 zonas de este tipo, por lo que se hace vital garantizar este tipo de espacios a fin de que los niños interactúen con otros pequeños sin que la diversidad de capacidades sea un impedimento».

De forma paralela a estos trabajos, el gobierno local ejecutó obras de acondicionamiento del quiosco de la plaza de la Alpujarra para que puede desarrollar la actividad de cafetería y restaurante.

Entre las actuaciones ejecutadas en el quiosco destaca la adaptación de los aseos y el distribuidor existente a las normativas de accesibilidad, así como todo el espacio para que sea accesible a personas con movilidad reducida, como un espacio específico en barra, entre otras mejoras.