Entrevista

«La pandemia del siglo XXI es la diabetes»

Seis millones de personas padecen en España Diabetes y muchas de ellas están aún sin diagnosticar por falta de recursos

INMACULADA ACIÉN El Ejido

Hoy, la Sala B del Auditorio de El Ejido, acoge la celebración del VICongreso de la Federación Andaluza de Diabetes. Un acto en el que se hablará de la situación de las personas que sufren esta enfermedad y del avance en soluciones que mejoren su calidad de vida, así como de las necesidades que tienen todos los pacientes. Un acto que contará con la presencia del presidente de la Federación Española de Diabetes, Juan Francisco Perán.

–¿Cuál es la situación actual en materia de Diabetes en España?

–Hay seis millones de personas que padecen en España Diabetes y cerca del 90% son personas con Diabetes Tipo 2. En Andalucía son cerca de un millón.

La gravedad del asunto es que muchas de ellas están sin diagnosticar por falta de recursos. No hay campañas para detectar la Diabetes Tipo 2 a tiempo. Esto conlleva enfermedades asociadas a un mal control de la Diabetes.

Por otro lado, fallecen 25.000 personas al año, entre el 50 y el 80% por cardiopatías o accidentes cardiovasculares, y la noticia más triste es que el 80% podría haberse salvado, simplemente fomentando hábitos de vida saludables. De hecho, 9 de cada 10 personas con Diabetes Tipo 2 sufren o padecen obesidad y no tienen programas específicos para ello. Y los estudios de la Sociedad Española de Diabetes señalan que debutan cerca de 1.057 personas al día en España con Diabetes. Los datos no son alentadores.

No somos conscientes de la verdadera importancia y gravedad que tiene la Diabetes. La pandemia del siglo XXI es la Diabetes. En parte tiene solución porque le he dado datos muy significativos como que la obesidad es un factor de riesgo.

–¿Y frente a ello?

–La propuesta que nosotros hacemos desde Federación Española de Diabetes es que se fomenten los hábitos saludables desde la edad escolar y para eso proponemos a la Administración Pública la implantación del Enfermero Escolar, no solo para atender a niños con necesidades específicas como puede ser la Diabetes o Enfermedades Crónicas, sino también con un programa basado en la educación para la salud y la prevención. Es muy importante que a los niños desde pequeños se les acostumbre a hábitos de vida saludables, a una alimentación correcta y saludable, y que también se haga un seguimiento desde Atención Primaria.

Otra de las necesidades que reclamamos es la carencia de educación diabetológica y que sea de calidad, continuada en el tiempo para las personas con Diabetes y para sus familiares.

Hay que tener en cuenta que las personas con Diabetes Tipo 2, suelen ser personas mayores y que están al cuidado de sus familiares. Para esto sí proponemos que sea a través de Enfermeros especializados o Educadores en Diabetes, con una titulación reconocida, que es otro de los problemas que estamos teniendo a nivel nacional. Para ello estamos trabajando con el Consejo General de Colegios Oficiales de Enfermería para que se les reconozcan los diplomas de acreditación avanzados.

Hay muchas más necesidades, pero destacaría una en especial como es tener acceso real a los avances tecnológicos y a los nuevos tratamientos. Defendemos que a igual tratamiento se debe tener igual acceso a la innovación. Y me refiero a los pacientes Tipo 2, insulinizados, que a pesar de tener el mismo tratamiento que las personas con Diabetes Tipo 1, no tienen acceso a los dispositivos de monitorización y creemos que es algo de justicia.

–¿Cuánto se ha avanzado?

–Se ha avanzado mucho. Este año estamos celebrando el centenario del descubrimiento de la insulina. Yo destacaría que se ha avanzado mucho en avances tecnológicos y otra fecha que celebraremos más adelante es la monitorización de la glucosa, que ha permitido al paciente descubrir muchas cosas acerca de su diabetes que desconocía.

Antes teníamos que hacernos controles glucémicos de manera periódica, pero ahora con esa monitorización y con los avances en tipos de insulina, hemos conseguido la individualización del tratamiento. El tratamiento se adapta al paciente y no el paciente al tratamiento y esto permite mucha calidad de vida y mucha libertad al paciente.

El otro día en Madrid estuve en el acto del centenario del descubrimiento de la insulina y presentaron resultados sobre la cura de la diabetes, algo que veo muy lejos, pero es cierto que los avances tecnológicos han facilitado mucho la vida y estamos muy cerca del páncreas artificial.

–¿Y lo ve como una realidad o aún ficción?

–Lo veo como una realidad. De hecho, muy pronto un dispositivo que era complejo como la bomba de insulina será un dispositivo prácticamente para todo el mundo, porque se autoprogramará solo.

–También se habla de células madre para lograr la secreción natural de insulina en personas con Diabetes.

–Sí, de hecho decían que los ensayos clínicos iban a empezar en China con personas y que el tema ya estaba muy avanzado.

Pero mi hija debutó con dos años en la Diabetes y yo tuve la suerte de asistir a una conferencia de una de las personas pioneras en el trabajo con células madre en España que era el Doctor Bernard Soria. Decía que a un corto plazo de diez años se conseguiría la cura de la diabetes, han pasado 12 y seguimos en el mismo punto, por lo tanto decidí no mortificarme. Si llega, bendito sea, pero si no, me agarro a los avances que se han producido en estos últimos diez años. Cuando mi hija empezó teníamos que hacerle controles glucémicos cada dos horas, no dormíamos ni mi mujer ni yo ni una sola noche y ahora todos estos avances tecnológicos no solo le dan calidad de vida a mi hija, sino que controla ella sola su diabetes.

–Congresos como el de hoy son necesarios para darle visibilidad a la Diabetes.

–Sí, además le voy a dar otro dato. Hace un mes la Federación Española de Diabetes hizo un estudio junto a la Sociedad Española de Diabetes sobre el impacto económico que causaba la Diabetes en España y los datos eran alarmantes. 5.800 millones de euros al año, de los cuales 2.400 eran como consecuencia de los gastos que genera las múltiples patologías derivadas de una diabetes mal controlada.

Si consiguiéramos invertir en que los pacientes tuvieran las herramientas necesarias a su alcance y la educación suficiente para controlar su diabetes evitaríamos este gasto.

La Administración se tiene que concienciar que invertir en educación y en avances tecnológicos es una manera de recortar el gasto público y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

–Los pacientes con Diabetes Tipo 2 sufrieron mucho con la pandemia.

–Han sido los más perjudicados, porque se les atiende en Atención Primaria y en los momentos más críticos de la pandemia, los centros de salud estaban colapsados y no permitían que personas con enfermedades crónicas se acercasen, las consultas con los especialistas se aplazaron y no disponen de sistemas de control de la glucosa, a algunos de ellos ni siquiera les dan dispositivos para medirse su glucemia.

Y ahora los pacientes Tipo 2 están llegando a las consultas de manera muy precaria y por este motivo la Federación Española de Diabetes lanzó hace muy pocos meses, en septiembre o así, la campaña 'No des la espalda a la Diabetes', precisamente para reivindicar ante la Administración Pública el abandono que tienen en la actualidad estos pacientes.