Borrar
«La obra de Juana es una historia desde el corazón y para el corazón»

Mar Galera, actriz

Festival de Teatro de El Ejido 2024
«La obra de Juana es una historia desde el corazón y para el corazón»

El Jardín Botánico 'La Almunya del Sur' regresa como escenario al Festival de Teatro de El Ejido y lo hace con una obra que conectará con el corazón del espectador

Inmaculada Acién

El Ejido

Jueves, 30 de mayo 2024, 23:19

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El Jardín Botánico 'La Almunya del Sur' regresa en esta 47 edición del Festival de Teatro de El Ejido como escenario y lo hace con una obra que conectará con el corazón del espectador y que podrán vivir esta noche desde las 20.30 horas, como es 'Juana'. Un personaje histórico el de Juana 'La Loca' al que dará vida la almeriense Mar Galera en una puesta en escena que promete hacer reflexionar y emocionarse.

–Va a tener un escenario peculiar pero a la vez mágico. Jardín Botánico y tarde-noche.

–Va a ser muy especial, único y yo creo que irrepetible, por ese entorno y esa magia que encierra el jardín botánico. Lo que vamos a vivir allí va a ser una experiencia muy bonita, porque la historia de Juana es una historia desde el corazón y para el corazón. Entre lo que encierra la historia, la carga del personaje y el entorno, va a ser algo inolvidable.

–Va sumando lugares con encanto, porque también interpretó a Juana en La Alcazaba.

–Es verdad que Juana se presta también a lugares no convencionales como la Alcazaba, el Jardín Botánico, el pórtico de un museo, incluso iglesias. Es un personaje que queda bien en muchos sitios y en cada espacio despliega esa magia y se crean experiencias más allá del teatro, espacios con otra esencia.

–Un espectáculo donde la cercanía con el público es máxima. ¿Alguna vez había actuado así?

–Con el público tan cerca la verdad es que no. Todo se une para ser algo tan especial.

–¿Eso complica más la interpretación?

–Es un elemento más con el que trabajar, pero el actor bebe del público, lo que hacemos es para ellos y es una oportunidad de ver respirar al actor muy de cerca y yo de sentirlos también a ellos. Es un elemento que puede jugar a favor, porque la energía conecta con mucha más cercanía. Yo soy de ellos y ellos son míos. Se genera como una simbiosis.

–Esto de actuar en casa, ¿genera más tranquilidad o exigencia?

–El público sea de donde sea, y esté en un pequeño o un gran teatro, requiere de un respeto impoluto, porque es lo sagrado. Jugar en casa me permite tener cerca a seres queridos que cuando estoy lejos no los puedo tener, y tener a mi gente es un lujo, pero el respeto es el mismo. Son personas que quieren venir a verte, vivir contigo una experiencia y cuando sales lo haces para darlo todo por ellos.

–¿Vamos a conocer una imagen distinta a la que conocemos de Juana La Loca?

–Un poco diferente y mágica. Abordamos el personaje desde otro punto de vista. Tratamos de sacarlo del clásico oscuro y denso, para darle un toque de luz y de romanticismo, con el peso de la historia de Juana. Se unen lo duro y lo tosco del personaje, con su vida, y que el texto así lo refleja, con ese punto de luz en el que se genera una comparativa de la naturaleza muerta con la vida de Juana. Todo está lleno de metáforas. En esta versión de Juana hemos querido darle ese punto de la alegoría, de la princesa encerrada en la torre, pero no de un cuento de hadas, sino desde la crudeza y la realidad que vivió este personaje, que es real y cuya vida fue real. Queremos rendirle ese homenaje, ponerle voz y terminar con un 'Te perdono', que me parece el mayor gesto de amor incondicional, pese a todo lo que vivió y a las circunstancias que la rodearon.

–Una obra de mucha reflexión.

–Sí, de mucha reflexión y profundidad, porque le damos voz a Juana, pero junto a ella, a todas las mujeres que han sido silenciadas a lo largo de la historia y que todas somos una, y una somos todas. Tiene mucho poso de reflexión, mucha realidad y mucha verdad, honestidad y franqueza.

–¿Alguna vez se ha sentido silenciada?

–Yo creo que todas nos hemos sentido alguna vez silenciadas, bien porque lo hemos permitido o por otras razones.

–Se habla de amor, traición, celos, poder...

–Sí, las grandes fuerzas que mueven el mundo. Se habla de la vida.

–Una historia que también es actual.

–Es actual y atemporal. Habla de la familia como mujer, madre, hija, esposa, más allá de como reina. Vemos a los reyes y reinas como lugares de posición de poder, pero la otra cara de la moneda es que tampoco son dueños de sus vidas y lo vemos reflejado en Juana, y más por el hecho de ser mujer.

–Un cambio de registro radical con respecto a sus últimas producciones donde la comedia era protagonista...

–Siempre he estado trabajando la comedia, aunque me considero una actriz y por ello intérprete para cualquier personaje que me llegue y me aborde, y con el que sienta que tengo algo que contar. La distensión que nos proporciona la comedia es maravillosa y quiero seguir trabajando la comedia, pero ahora toca contar una historia que es real y muy humana.

Yo creo que Juana conecta tanto con el público porque se genera una empatía muy grande entre el público y el personaje. Hay un entendimiento sobre lo que estamos viendo sobre el escenario. No vamos a llorar, vamos a sentir, a vibrar y creo que a vivir una experiencia con ella.

–Es un reto el que afronta tanto tiempo sola en un escenario y tocando los sentimientos.

–Un reto maravilloso y como todo reto, tiene una recompensa, que es el cariño del público.

A nivel profesional es un salto cuántico porque salir de la comedia para entrar en un teatro más serio hace que conectemos con el público desde otro lugar. Yo siempre digo que es como una meditación. Es como una hora y diez, pero se pasa en nada. Solo hay un presente y cuando estás viviendo la historia desde un presente no existe el pensamiento, solo hay una vivencia que te empuja a lo emocional, y con lo emocional va la palabra, de repente eso conecta con el público y hace que se genere una simbiosis maravillosa. Es un reto porque te saca de tu zona de confort, pero cuando sales de esa zona de confort encuentras cosas maravillosas.

–Un mensaje para el público.

–Me gustaría invitarles a que se pasen por allí. No sé cómo estará el tema de entradas porque sé que es un lugar pequeñito, pero me encantaría que todo el mundo pudiera ir y si no, contaremos con otras fechas. Que pasen a verla porque la voz de Juana tiene que llegar a todos sitios. Es una historia muy bonita, que conecta con el corazón, hecha desde el corazón y para el corazón.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios