El encauzamiento de la Rambla de Aljibillos obliga a desviar el tráfico a partir de este miércoles en un tramo de la Carretera N-340

Corte de tráfico en la N-340 a partir de mañana
/ Con estas obras de encauzamiento se pretenden evitar nuevas anegaciones en la zona del Cementerio. E. GRANJA
  • El desvío afectará a la zona que discurre entre Canalex y El Surtidor, pero se establecerán varios recorridos alternativos con el fin de entorpecer lo mínimo posible a los conductores

La concejalía de Obras Públicas, Mantenimiento y Servicios del Ayuntamiento de El Ejido continúa adelante con sus planes de actuación de mejora de los sistemas de recogida de pluviales de la ciudad con el fin de erradicar los problemas de anegaciones que sufren aquellos puntos más sensibles de la ciudad o en los que mayor nivel de escorrentías absorbe.

En esta ocasión, a los trabajos que se realizan en la calle Murgis y la Avenida Séneca, se suma ahora otra de las fases del proyecto de encauzamiento de la Rambla de Los Aljibillos, concretamente el correspondiente al tramo de la carretera N-340 a la altura de las dependencias de Canalex y El Surtidor.

Una obra que va a requerir que, a partir de este miércoles, se corte el tráfico en este tramo de carretera para efectuar la colocación de las tuberías y marcos de los sistemas de pluviales con los que se dotará a esta zona. No obstante, y a fin de evitar el mínimo de molestias posibles a los ciudadanos y conductores que transitan o circulan por esta zona, el Consistorio ha señalizado y establecido el desvío correspondiente del tráfico.

A este respecto desde Obras Públicas se quiere también recomendar las dos vías alternativas existentes para evitar estas obras, tales como la ronda que permite la A-7 para circular a lo largo de la ciudad, así como la carretera del Cementerio, ya que ambas dan posibilidad para no tener que pasar por éstas.

De igual modo, desde la concejalía se ha querido “pedir disculpas a los vecinos y a los conductores por los inconvenientes que, inevitablemente, van a causar estas obras”. Como bien explica el concejal, José Andrés Cano Peinado “se trata de una importante actuación que se enmarca dentro de los ejes de la política de infraestructuras básicas que el actual equipo de Gobierno local se marca como una prioridad, ya que vendrá a dar respuesta a los problemas de pluviales que sufre el municipio”.

Evitar anegaciones

En esta ocasión, “aunque la actuación está centrada en este tramo, los beneficios abarcarán a una importante zona del municipio, como es la zona de Canalex, El Surtidor y todo el margen de la N-340, ya que, gracias a ellas, se van a encauzar las aguas procedentes de Ejido Norte y de esta rambla”.

Con ella, como concluye Cano Peinado, se va a venir a “solventar un problema recurrente de los ejidenses que, cada vez que llueve, sufren los problemas de anegaciones y zonas impracticables debido, fundamentalmente, a la acumulación de arrastres que viene sufriendo esta zona por las escorrentías procedentes de la rambla de Los Aljibillos. Una situación que, como recuerda el edil, viene provocando “serias dificultades en el tránsito tanto de los peatones como de los vehículos que circulan por esta importante zona del municipio”.

Recordar que este proyecto es complementario a las obras que el Ayuntamiento está acometiendo ya en la Calle Murgis con Seneca mediante la colocación de un sistema de decantador en la parte alta de la rambla que permita la recogida de todos los arrastres de las escorrentías que lleguen a la misma, impidiendo así que éstas lleguen a la zona del Cementerio y la N-340.