UGT rechaza una reducción de auxiliares de enfermería en el área de Consultas Externas del Hospital

  • La Federación de Servicios Públicos del sindicato indica que el motivo dado por el centro es un recorte del presupuesto, pero desde Salud declinaron hacer declaraciones

Nueva vuelta de tuerca para el Hospital de Poniente de El Ejido. Si hasta hace unos días el centro hospitalario del Poniente volvía a ser noticia ante el «colapso» que sufría el área de Pediatría según denunciaban desde el PP de Almería a través de la parlamentaria, Rosalía Espinosa, en la jornada de ayer fue la Federación de Servicios Públicos (FSP) de UGT Almería la que mostró su más profundo rechazo a la reducción de auxiliares de enfermería en el área de Consultas Externas que se va a realizar en breve en el Hospital de Poniente, bajo la justificación desde la dirección del centro, de un «recorte en el presupuesto». Así lo señalaban ayer desde el sindicato mediante un comunicado si bien tanto desde el hospital como desde la delegación de Salud declinaron realizar a IDEAL ninguna declaración o valoración al respecto.

Sin embargo, a juicio de la FSP de UGT Almería, esta medida resulta incomprensible dado que «estos últimos tiempos hay un aumento de contratos a tiempo parcial y una reducción de personal». En la misma línea, desde el sindicato recuerdan que la figura del auxiliar de enfermería en consultas «es muy importante para garantizar una atención de calidad al paciente», destacando que entre otras funciones, «se encargan de asignar citas y realizar los cambios necesarios; avisar de las citas a los usuarios; solicitar pruebas; dar instrucciones de cómo se gestionan las pruebas a los usuarios; colaborar en la educación sanitaria y con el médico; atender al usuario dando respuesta a sus dudas, antes, durante y después de las consultas; solicitar las pruebas realizadas en otros servicios o centros cuando estas no están disponibles en la historia clínica; asistir a las personas dependientes para su exploración; y garantizar la intimidad de los pacientes y de sus familiares», enumeraron desde UGT.

Y es que como denunciaron, «se está produciendo una alta precariedad laboral, de forma muy silenciosa, cada vez hay más contratos a tiempo parcial y entre la dirección de este hospital se baraja como medida de ahorro importante la reducción de personal, personal de enfermería y celadores y celadoras, en vez de producir el ahorro, por ejemplo centralizando las compras», argumentaron.

De esta forma, para la Federación de Servicios Públicos, «en el Hospital de Poniente, además de este problema existen otros muchos. Se vive en una continua incertidumbre porque a pesar de que son empleados públicos, no tienen los mismos derechos que los del SAS, ni tan siquiera que los laborales de la Junta de Andalucía, se les aplica la reducción de retribuciones igual que a los estatutarios, funcionarios y personal laboral de la Junta de Andalucía, y sin embargo, no se les aplican ni los 'días malos' ; no tienen ningún permiso para acudir a consulta médica o a Urgencias, ni para el propio trabajador, ni para llevar a sus hijos; ni tampoco derecho a disfrutar de forma retribuida del cuarto día de libre disposición de 2013».

Así las cosas, desde el sindicato UGT Almería solicitan que se haga «una adscripción completa, incluyendo a todo el personal como estatutario en las mismas condiciones que los trabajadores del SAS, es decir, una integración de las empresas públicas sanitarias al SAS».