Primeros esfuerzos en busca de ayudas para 500 familias afectadas

  • El alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, ha comparecido ante los medios de comunicación acompañado del subdelegado del Gobierno, Andrés García Lorca, el delegado territorial de Agricultura, José Manuel Ortiz, y representantes de las organizaciones agrarias de la provincia COAG, Asaja y UPA, tras mantener un encuentro durante casi una hora. Una reunión a la que también ha asistido la entidad de Cajamar para prestar su apoyo con medidas financieras a los agricultores afectados.

El alcalde ha avanzado la primera estimación de la "catástrofe". "Casi 150 hectáreas contadas y localizadas totalmente desplomadas por el granizo y unas 85 que van al alza, más difícil de valorar, por daños producidos por inundaciones en las explotaciones, un número que seguro se irá incrementando por desgracia", concretaba Góngora.

Organizaciones y Ayuntamiento han insistido en la necesidad de continuar "cuantificando con precisión los daños ocasionados" para poder establecer lo más pronto posible una línea de ayudas a las más de 500 familias que se han visto afectadas por la fuerte tormenta de lluvia y granizo que no perdonó tampoco una cosecha que ya de por sí no iba bien. De este modo los agricultores afectados pueden acudir a la oficina comarcal agraria o bien a la oficina habilitada por el propio Ayuntamiento.

Eso sí, como subrayó el alcalde lo primero que deberá llegar serán las "medidas económicas", y que Góngora adelantó que el trabajo ya está en marcha para alcanzar ayudas a través del "Decreto de Modernización Express, el Fondo de Solidaridad Europeo y las ayudas en régimen de mínimos". La primera reunión de coordinación se seguirá así de un nuevo encuentro la próxima semana ya que como dejó claro el alcalde ejidense "lo que no queremos que pase es que la gente tenga la sensación de que los políticos nos sentamos, nos hacemos la foto y luego no vienen las soluciones". Así apuntaba a seguir trabajando para que se pueda concretar, medidas de apoyo financiero que sean especialmente sensibles ante esta desgracia y que tendrán que refinanciar los plazos, polizas y prestamos, se tendrán que arbitrar nuevas operaciones de indemnización

Por eso, desde el Consistorio se va a estudiar además la posibilidad de "eximir y aplazar el IBI rústico a las explotaciones afectadas, así como las organizaciones agrarias han señalado la necesidad de que se ayude a la contratación de pólizas de seguro por parte del Gobierno Central y de la Junta con subvenciones", añadía el primer edil.