El TS confirma las penas de 13 años a tres hombres que alijaron 1,9 toneladas de hachís en Faro Sabinal

  • El Tribunal Supremo (TS) ha confirmado las penas que suman 13 años y dos meses de prisión impuestas a tres hombres que, en octubre de 2011, alijaron casi dos toneladas de hachís en una playa próxima a la zona conocida como Faro Sabinal, en el término municipal de El Ejido (Almería).

El Alto Tribunal no ha admitido el recurso de casación interpuesto por el único acusado que no mostró conformidad en el acto de juicio con la condena interesada por el Ministerio Fiscal y confirma en todos sus pronunciamientos el fallo del tribunal de la Sección Tercera, que impuso a R.C. la pena de cuatro años y ocho meses de cárcel.

Los otros dos procesados, identificados como F.J.M.A. y A.A., aceptaron penas de cuatro años y seis meses, y de cuatro años de cárcel, respectivamente, por sendos delitos contra la salud pública.

La sentencia considera que está bien aplicada la agravante de extrema gravedad ya que los acusados usaron para el tráfico de drogas una embarcación con la que trasladaron los fardos hasta la playa y subraya que tenía unas "dimensiones considerables, con una capacidad de carga relevante, un motor potente para travesías de larga distancia y una cabina en la que refugiarse".

El Supremo señala, asimismo, que no puede considerarse que R.C. cometiera el delito en grado de tentativa ya que, en cuanto "descargo la droga desde la embarcación y la depositó en la playa, favoreció el consumo ilegal de la sustancia". Subraya, en esta línea, que está acreditada su participación ya que fue encontrado "escondido en unos matorrales, mojado y con una bolsa con ropa seca para cambiarse"

Los tres fueron sorprendidos por agentes de la Guardia Civil cuando descargaban, en compañía de otras personas, fardos de hachís de una embarcación fueraborda de seis metros de eslora y tres de manga. En lancha, propiedad de F.J.M.A., quien la había conducido desde alta mar hasta la costa de Faro Sabinal, había un total de 32 bultos que estaban siendo trasladados hasta el interior de un camión estacionado a unos 200 metros de la orilla.

Cuando la Guardia Civil irrumpió en la playa, las personas que se encontraban alijando la droga iniciaron la huida aunque los agentes consiguieron dar alcance y detener a A.A. y a F.J.M.A. El tercer acusado fue localizado escondido tras un matorral, con las ropas mojadas y una bolsa con prendas secas.

El tribunal consideró "completamente acreditada" la participación de R.C. en los hechos a la vista del testimonio "claro y sin contradicciones" de los agentes que lo encontraron y las circunstancias en las que fue hallado a unos 200 metros de la embarcación "después de ser visto corriendo y escondiéndose entre la maleza, donde tenía oculta estratégicamente una bolsa con ropa seca para cambiarse".

Así, calificó de "completamente falsa y ajena a la verdad" la explicación que ante la sala dio de su presencia en la playa ya que aseguró que ese día "estaba triste porque le habían denegado la tarjeta de residencia y había ido a beber una cerveza". "Resulta extraña y nada veraz", apuntilló el fallo.

Los tres acusados deberán hacer frente a dos multas cada uno de 1,3 millones de euros, precio en el mercado negro que habría alcanzado la droga intervenida, con un porcentaje de THC que oscila entre el 7,79 y el 8,99 por ciento. En total, se aprehendieron 1.978,18 kilos de hachís.