El pleno respalda la nueva ordenanza de residuos y la modificación provisional del PGOU para invernaderos en suelo urbanizable

El pleno respalda la nueva ordenanza de residuos y la modificación provisional del PGOU para invernaderos en suelo urbanizable
  • Los propietarios de terrenos podrán construir en precario y obtener rentabilidad económica de aquellos que se encuentren pendientes de desarrollo urbanístico, gracias a la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), a la que el pleno de El Ejido daba ayer salida por mayoría, con los votos favorables de PP, PSOE y UPyD, la abstención del PAL y el voto en contra de Izquierda Unida.

Una esperada medida que permitirá instalar provisionalmente invernaderos en suelo urbanizable, y que además en el caso del suelo urbanizable ordenado y el no urbanizable, deberá aprobarse a su vez otra modificación para la construcción de este tipo de instalaciones.

Así, el punto sexto en el orden del día de la sesión extraordinaria celebrada ayer en el Ayuntamiento de El Ejido fue defendido tanto por el alcalde, Francisco Góngora, como por el propio concejal de Urbanismo ejidense, Alberto González, quien calificó esta iniciativa de «muy positiva» y explicó a su vez que por el contrario, «en el caso del suelo urbanizable ordenado y en suelos no urbanizables de influencia de núcleo, como es la carretera de Almerimar o la Ensenada de San Miguel, deberá realizarse una nueva modificación de la normativa que también deberá aprobarse en pleno». Una iniciativa con la que se busca dar respuesta a las crecientes demandas de los propietarios de terrenos urbanizables que, ante el estancamiento del sector inmobiliario de los últimos años, ven en la agricultura una salida económica a su situación actual, defendieron desde el gobierno municipal.

Eso sí, como apuntó González, «el suelo seguirá siendo urbanizable, pero permitirá la construcción en precario de este tipo de instalaciones, debiendo cesar dicha actividad y desmontarse dicha instalación cuando así lo requiera el municipio sin derecho a indemnización», dejó claro el edil. Una modificación que además establece la opción de implantar el uso provisional de los terrenos siempre y cuando no se dificulte la ejecución del planeamiento.

«Torticero»

De otro lado y a pesar de que el objeto de debate era una moción del grupo socialista relativa al apoyo a los agricultores de El Ejido en cuanto a mejoras de las condiciones de los agricultores de la provincia, aplicando el 0,16 al sector hortícola, y que finalmente resultó aprobada por unanimidad, el alcalde ejidense y el portavoz de UPyD en el Ayuntamiento, Francisco Fernández, protagonizaron una de las principales subidas de tono de la sesión, en la que Góngora exigió a Fernández que no fuese «torticero» en sus manifestaciones tras una intervención en la que el primer edil no cesó de interrumpir al portavoz de este grupo durante su turno de palabra.

Y es que como denunciaba Fernández, y en palabras del propio concejal de Agricultura ejidense, Manuel Gómez, quien subrayaba que «lo que necesitan los agricultores es una reforma estructural, no limosnas. Con las limosnas no vamos a ningún sitio, ni con las subvenciones. Es un impuesto más de los muchos que hay». Unas palabras que para el portavoz de UPyD, pueden «hacer daño» a muchos agricultores del municipio y la provincia que «tienen que pedir un préstamo de campaña». Además, desde este grupo aseguran «estar hartos de que el alcalde nos falte el respeto y que nos insulte. Hoy, por cierto, con una palabra nueva, torticero».

Por otra parte, la esperada ordenanza municipal frente a la contaminación por residuos del municipio de El Ejido necesaria para la apertura del nuevo punto limpio lograba salir adelante con el respaldo de todos los grupos a excepción del PAL, quien se negaba a apoyar la nueva normativa al no haber sido tenida en cuenta la propuesta de rotación anual de contenedores que llevaban tiempo solicitando. Sin embargo, lo que sí se tuvo en cuenta fue las alegaciones presentadas por IU, ya que a pesar de que algunas fueron desestimadas, su portavoz, Serafín Pedrosa, se mostró satisfecho con que por ejemplo, gracias a las propuestas de su grupo, «las asociaciones ya no tienen que pedir autorización ni depositar una fianza para repartir folletos, u octavillas informativas a los ciudadanos, manteniendo un derecho fundamental como el de libertad de expresión».

Por unanimidad sí que conseguía aprobar la moción presentada por UPyD referente a solicitar a la Consejería de Justicia de la Junta de Andalucía que agilice la instrucción del Caso Poniente, en la que la portavoz del PAL, Joaquina García, dejó claro que su grupo es el principal interesado en que se conozca «la verdad» de lo ocurrido.