El camping de Balerma espera el último trámite de la Junta antes de las obras

El camping de Balerma espera el último trámite de la Junta antes de las obras
  • Si bien como él mismo indica llevaba «desde el año 2006 intentando promover este proyecto», sin éxito, lo cierto es que Pepe Collado, empresario de El Ejido e impulsor de la iniciativa que pretende recuperar el camping de Balerma, está viendo como en apenas unos meses no solo es que su proyecto haya cobrado al fin forma, sino que los trámites y pasos se siguen sucediéndose por lo que confía en que «en breve puedan comenzar las obras».

Y es que en declaraciones a IDEAL Collado adelanta que «el único trámite que falta por parte de la Junta es la autorización medioambiental, que se va a publicar esta semana, y es el papel que falta para que podamos obtener la licencia de obras».

De hecho, deja claro que apenas este último trámite concerniente a la evaluación del impacto ambiental del proyecto se publique esta misma semana en el BOJA, y tras obtener eso sí «los informes pendientes de Turismo y Obras Públicas que ya están a punto», el inicio de los trabajos sería «el mismo día o al día siguiente», ya que como recuerda además, «primero tenemos que limpiar y adecentar la zona y eso lo haremos en cuanto tengamos todos los permisos».

Sin duda, las ganas y el empeño por parte de este empresario de Almerimar para que este proyecto al fin vea la luz son constantes, ya que él también fue impulsor del antiguo camping y lo que pretende, es recuperar esa esencia que un día tuvo esa instalación desaparecida hace ya una década, incluso conservando el nombre. «Se llamará Camping Mar Azul Balerma», avanza.

Así, en el emplazamiento del antiguo campamento de Balerma ubicado en el paraje de El Albercón, a lo largo de cinco hectáreas, a 500 metros del núcleo de Balerma y a unos escasos metros de la playa, este empresario detalla que se distribuirán «250 parcelas y tendrá una capacidad para unas 800 personas».

Sin embargo, Collado deja claro que la idea es «orientar el camping al turismo de invierno, porque aquí el verano es muy corto» y sobre todo el objetivo que también persiguen es el de «poner en valor el pueblo de Balerma para que los turistas también salgan fuera del camping a disfrutar de los servicios que ofrece la zona».

Granja escuela

Pero a este esperado proyecto que de momento, según apostilla el empresario, se va a impulsar de un modo «prácticamente familiar» ofrecerá además de una zona de acampada, otra para caravanas, bungalows, piscina, restaurante y supermercado desde esa zona de ocio y recreativa a la que unirán además iniciativas deportivas y culturales, así como hasta una granja escuela y un invernadero.

En cuanto a otra de las principales características de este proyecto será su respeto por el entorno, ya que como afirma, apuestan por un camping ecológico que provoque el menor impacto ambiental posible en la zona, de modo que se pueda incluso poner en valor gracias a iniciativas como las que pretenden impulsar desde estas instalaciones.

No obstante, en principio Collado descarta que el camping de Balerma pueda abrir sus puertas de cara a este otoño y emplaza «al próximo año» para que sea una realidad. Una fecha que el alcalde ejidense, Francisco Góngora, ya adelantaba también a este periódico hace unas semanas tras mantener un encuentro con el promotor del proyecto.

Así las cosas, y tras el último trámite pendiente por parte de la Junta respecto a ese estudio y evaluación del impacto ambiental del futuro camping, deberá someterse desde el BOJA a su periodo de información pública pertinente, pero justo después, el empresario ejidense asegura que «comenzarán las obras».