Una familia de acogimiento urgente espera el alta hospitalaria de la bebé abandonada

Una familia de acogimiento urgente espera el alta hospitalaria de la bebé abandonada
  • La Junta de Andalucía, a través de la Consejería de Salud y Bienestar Social, mantiene preparada a una familia de acogimiento de urgencia para la bebé que el pasado lunes fue abandonada en una bolsa de deporte a las puertas de una guardería en la localidad almeriense de El Ejido y que fue encontrada por las cuidadoras del centro, quienes alertaron a la Policía Local.

 

Fuentes de la Administración andaluza han explicado a Europa Press que según el protocolo determinado para los casos de abandono de menores, se cuenta con un programa de familias de acogimiento urgente, especialmente destinada a los menores de siete años, que se encarga del cuidado de los pequeños durante un periodo de seis semanas.

En este caso, una vez que la bebé abandone el Hospital de Poniente en el que se encuentra ingresada, se elaborará un decreto de desamparo de la menor para una posterior adopción. No obstante, previamente a una posible adopción se establece un periodo de 42 días en el que las autoridades tratan de dar con la madre o algún familiar directo que pueda hacerse cargo de la niña.

Transcurrido el periodo de acogimiento familiar de urgencia sin que se haya encontrado algún familiar directo de la menor, se abre un expediente de preadopción, con lo que los menores pasan a formar parte de alguna familia que se encuentre en el programa de adopción nacional. En este sentido, la familia de acogida no es apta para la adopción en ningún caso, según el protocolo.

Hasta el momento, la Policía Nacional continúa con las gestiones para encontrar a la madre de la bebé que fue abandonada las pocas horas de nacer a las puertas de la guardería 'Travesuras' de El Ejido con una nota en la que la progenitora explicaba los motivos que le había llevado a deshacerse de la pequeña. "No me juzguen, es lo más duro que he hecho en mi vida", escribió en su carta.

En su carta, la mujer, que no da señas de identidad, rogaba que cuidaran de su bebé y que la llevaran hasta el centro hospitalario. Asimismo, añade que no tiene ni casa ni trabajo y que su pareja le abandonó al saber de su estado de embarazo. En un primer momento fue la Policía Local la que atendió a la niña después de que las profesoras del centro alertaran de los hechos. Desde el 061 se ha señalado que fue alrededor de las 14,00 horas cuando un particular llamó a una ambulancia para el traslado de la niña, que muestra buen estado de salud.