El Ejido se prepara en seguridad para el inicio del verano de playa

El gobierno local aprueba la adaptación de las nueve torres de vigilancia existentes en las playas de El Ejido y al adquisición de dos nuevas

INMACULADA ACIÉN El Ejido

La Junta de Gobierno Local aprobó en su última sesión la adjudicación del suministro de torres de vigilancia para las playas del municipio con el objetivo de incrementar la seguridad en estas zonas de cara al inicio de la temporada estival de playa.

En la actualidad, las cabinas se encuentran en mal estado debido a la corrosión de toda la parte metálica, a lo que se une el problema de funcionalidad que ocasiona su gran altura, superior a los 6 metros, lo que no facilita una actuación de emergencia, además de ofrecer poco espacio de maniobra.

Por este motivo, el Ayuntamiento ha decidido la adaptación de nueve torres de vigilancia existentes repartidas por todas las playas del municipio, aprovechando su cimentación y estructura principal, para sustituir la cabina superior.

La nueva cabina será de madera, de forma que permitirá su instalación en la época de verano y se podrá desmontar durante el invierno, garantizándose así una mejor conservación. Estarán colocadas a una altura de 3,3 metros desde el nivel de la arena.

Junto a las nuevas estructuras superiores de torres de vigilancia, transportables con caseta de vigilante, también se adquirirán las plataformas entarimadas, barandillas, escaleras de acceso y mástiles para las banderas.

Asimismo, el gobierno local adquirirá dos torres de vigilancia completamente nuevas, con base y cuerpo de madera, para reponer equipamiento.

Un proyecto cofinanciado por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER), la Junta de Andalucía y la Administración General del Estado, dentro del marco del programa de Desarrollo Rural de Andalucía 2014-2020.

El presupuesto destinado a esta actuación asciende a 55.418 euros, con el que se persigue incrementar la seguridad para los bañistas, ya que los socorristas podrán llevar a cabo actuaciones más ágiles y rápidas, a la vez que reducirá los riesgos para los socorristas en la subida y bajada.