Miles de personas vuelven a saborear las Fiestas de San Marcos en El Ejido

A las tradicionales Habas con Tocino se sumó en la jornada de ayer la 'fritá' más grande del mundo con los mejores productos de la tierra imprengando de ese ambiente festivo la Antigua Nave de Ejidomar

INMACULADA ACIÉN El Ejido

Pese a que el viento lleva convertido en el protagonista de las Fiestas en Honor a San Marcos desde que arrancaran el pasado miércoles, en la jornada de ayer los ejidenses no quisieron perderse el evento más tradicional y popular de cuantos se celebran en estas fiestas.

Para ello, el Ayuntamiento trasladó los eventos previstos para la jornada de ayer al aire libre a diferentes recintos cerrados.

De esta manera, las Habas con Tocino, se llevaron a cabo en la Antigua Nave de Ejidomar. Un espacio que miles de personas llenaron desde la una de la tarde y durante varias horas.

Sin embargo, esta cita, tenía ayer doble parte. Y es que junto a las Habas con Tocino que compartieron familias al completo, desde pequeños que dormitaban en los carros, hasta los abuelos, el Ayuntamiento organizó 'la fritá' más grande del mundo'.

De esta manera, se repartieron 1.500 kilos de habas, 350 kilos de tocino y 30 arrobas de vino, que se completaron con las hasta 6.000 raciones que salieron de las seis sartenes de dos metros de diámetro que ayer se colocaron a la entrada de la nave y que más de una decena de personas se encargaron de remover constantemente para que la 'fritá' estuviera en su punto, bajo el sello 'El Ejido Gourmet Quality'.

800 kilos de tomate, 700 kilos de pimiento, 400 kilos de calabacín y 300 kilos de berenjena, unidos a 300 kilos de cebolla, 30 kilos de ajo, 60 litros de aceite de oliva, 40 litros de vino blanco, 1 kilo de laurel, 35 kilos de sal, 4 kilos de azúcar y 1.500 kilos de carne que se convirtieron en un plato ideal para compartir y disfrutar de la vuelta de estas tradicionales fiestas, declaradas de Interés Turístico de Andalucía, título del que aún no había podido presumir debido a que durante los dos últimos años no se habían podido celebrar por la pandemia.

En este sentido, el alcalde, Francisco Góngora, calificó la jornada como «un día de encuentro, para compartir juntos y hacer pueblo» y recordó que «el crecimiento que ha experimentado el municipio también se ha visto reflejado en la evolución de San Marcos, hasta convertirse en una de las más importantes citas fiestas de la provincia y de gran interés para los andaluces».

Tanto es así que desde la concejalía de Servicios Sociales y la empresa Clece, concesionaria del Servicio de Ayuda a Domicilio, llevaron a cabo una iniciativa con ocho de los usuarios de esta prestación, que viven solos, a quienes hicieron entrega de su correspondiente ración de fritá y de sus habas con tocino con el objetivo de que ellos también pudieran disfrutar de las Fiestas en honor a San Marcos.

Conciertos

La ambientación musical también está muy presente en esta edición de las Fiestas de San Marcos.

En la noche del viernes, el Auditorio de El Ejido vivió un animado concierto que hizo echar la vista atrás y recuperar recuerdos de la mano del grupo 'Siempre Así'. Sus componentes hicieron un repaso de las canciones que durante tres décadas han interpretado sobre los escenarios.

Y es que con su gira 'Siempre 30 Así' celebraron en el municipio tres décadas de éxitos que forman parte de la banda sonora de varias generaciones.

Ya en la tarde de ayer, el flamenco siguió sonando, pero en esta ocasión con los 'Gipsy Kings', que también debido a la previsión de viento, se trasladó al interior del Pabellón de El Ejido. Las gradas se llenaron de familias, mientras que la pista acogió a los más bailongos, que durante varias horas disfrutaron de esa mezcla de flamenco, pop y rumba catalana.

El día grande de las fiestas será, sin embargo, hoy, cuando a partir de las 10.30 horas se oficie la misa en honor a San Marcos, que dará paso a la procesión-romería con la que se engalanan las calles para acompañar al patrón de los agricultores y ganaderos.