Francisco Góngora, Juan Francisco Parra y Marco Muñoz en la firma como Intendente.

Marco Muñoz toma posesión como primer Intendente de la Policía Local de El Ejido

Muñoz se comprometió a «potenciar las relaciones con los vecinos, colectivos sociales, órganos judiciales y administraciones

INMACULADA ACIÉN El Ejido

El primer Intendente de la Policía Local de El Ejido, Marco Muñoz, tomó ayer posesión de su cargo en un acto presidido por el alcalde, Francisco Góngora, y que contó con la presencia de representantes de Policía Nacional, Guardia Civil, autoridades judiciales, miembros de la Corporación Municipal, compañeros y familia.

Un acto durante el que el primer edil le exigió «dar siempre lo mejor de ti mismo, trabajar por garantizar la convivencia y el orden público, estrechar relaciones con el resto de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y la Administración de Justicia; buscar el interés general y ser sensible a las necesidades ciudadanas, pero sin renunciar a ser firme y contundente», al tiempo que le deseó éxito en las nuevas responsabilidades que asume como Intendente.

«Estoy convencido de que va a realizar un gran trabajo ya que es una persona comprometida, con capacidad, actitud y aptitud e iniciativa, algo que se va a traducir en eficacia y eficiencia en el trabajo policial», subrayó Góngora, al tiempo que reconoció que se trata de «una tarea ardua que requiere de implicación y de un gran conocimiento de El Ejido, que es un municipio en continuo crecimiento, muy dinámico y una enorme complejidad».

Por su parte, Marco Muñoz afirmó «ser consciente de la gran responsabilidad que supone asumir la jefatura de la Policía Local después de 24 años de carrera profesional y de haber pasado por todas las escalas del Cuerpo. Mi compromiso con el municipio y sus vecinos es mayor que nunca, al igual que mis ganas y motivación».

De hecho, el nuevo Intendente se comprometió a «potenciar las relaciones con los vecinos, colectivos sociales, órganos judiciales, administraciones y con el resto de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad» e hizo referencia a la plantilla policial, a la que calificó como «un equipo de trabajo conformado por una escala de mando joven, motivada y altamente cualificada que día a día demuestra su profesionalidad».