Perro de raza American Stanford. / ideal

Imputada la dueña del perro que mordió a un bebé en la cara en El Ejido

El pequeño recibió el alta médica a las pocas horas de ingresar el pasado sábado en el Hospital Universitario de Torrecárdenas de la capital

EUROPA PRESS

La Policía Nacional ha remitido este lunes al Juzgado de Instrucción 6 de El Ejido (Almería) las diligencias abiertas por un presunto delito de lesiones por imprudencia contra la propietaria del perro de la raza American Stanfford que causó heridas en el rostro de diversa consideración a un bebé de 14 meses tras presuntamente abalanzarse sobre él.

La dueña del animal está imputada policialmente ya que, según ha confirmado la investigación, el perro, considerado potencialmente peligroso y que se encontraba junto a una pareja en el velador de una cafetería, no portaba bozal, aunque sí estaba sujeto con una correa.

Un portavoz de la Comisaría Provincial ha indicado a Europa Press que las diligencias remitidas han quedado concluidas tras tomar declaración en dependencias judiciales a la propietaria del perro, quien ha acreditado que el animal «cuenta con toda la documentación en regla».

Asimismo, se ha tomado declaración a los padres del pequeño, quien recibió el alta médica a las pocas horas de ingresar el pasado sábado en el Hospital Universitario de Torrecárdenas de la capital según han señalado fuentes sanitarias, y a los testigos presentes en el lugar de los hechos.

Según la normativa autonómica en Andalucía, la tenencia de cualquier animal de compañía definido como potencialmente peligroso como es el caso de raza American Stanfford requiere de la obtención de una licencia administrativa previa otorgada por el ayuntamiento del municipio en el que resida.

La misma normativa establece que en vías públicas y lugares y espacios de uso público deben de llevar un bozal adecuado para su raza y ser conducidos o controlados con una cadena o correa no extensible e irrompible.

Emergencias 112 Andalucía informó en un comunicado que el suceso se produjo minutos antes de las 10,00 horas del sábado. Testigos del suceso alertaron de que un perro había mordido a un bebé en la cara en la terraza de un bar situado en la calle San Isidro del municipio ejidense.

Hasta el lugar se desplazaron, movilizados por el centro coordinador, una UVI móvil del Centro de Emergencias Sanitarias 061, efectivos del Cuerpo Nacional de Policía y de la Policía Local.

El perro, de raza American Stanford, estaba con sus dueños en la terraza de un establecimiento de hostelería cuando, al paso de un matrimonio con su bebé en un carrito, el animal se abalanzó sobre él y le mordió en la cara.

Ante las lesiones que el menor presentaba fue evacuado por los sanitarios del 061 hasta el Hospital Universitario de Torrecárdenas.

Por su parte, según precisó el 112, la Policía Local de El Ejido realizó gestiones para trasladar al can a una perrera ubicada en el municipio de Pechina para su custodia y evaluación.