F. MUÑOZ

IDEAL premia a 'Los Mejores' de El Ejido y se reencuentra con la sociedad a la que ha acompañado en su despegue

Emotivos premios marcados por la pandemia, donde los ejidenses han sacado lo mejor de sí, ejemplaridad

ÁFRICA MATEO El Ejido

El Auditorio de El Ejido acogió anoche una de las citas más importantes de la sociedad ejidense, la que cada año reencuentra al periódico IDEAL con sus lectores, la gala de Los Mejores de El Ejido, que cumple su sexta edición. Y, en este caso, la entrega de premios resultó más especial, si cabe, ya que tras el obligado parón de la pandemia y dos años en los que la sociedad ejidense no ha parado, la elección de los premiados por la redacción de IDEAL ha resultado una tarea mucho más compleja que de costumbre.

En estos casi dos años de pandemia, El Ejido ha seguido funcionando y en los meses más duros de confinamiento, sus vecinos, en concreto el 65% de ellos, madrugaban cada mañana para salir a trabajar y no dejar de abastecer tantos hogares, en los que sin el producto de los invernaderos ejidenses, no se habría podido ni siquiera cocinar, uno de los pocos placeres que no arrebató la covid. Y esto se respiró anoche en el Auditorio de El Ejido.

Las imágenes de las gala Los Mejores de El Ejido de IDEAL.

Galería. Las imágenes de las gala Los Mejores de El Ejido de IDEAL.

De hecho, algunos de los premiados por la redacción de IDEALguardan estrecha relación con esta situación. Es el caso de uno de ellos, la Policlínica de El Ejido. Nació con vocación de servicio a las empresas agrícolas, cuya idiosincrasia no llegaba a entender la sanidad pública. Muchos años de acople y dedicación le han servido a la empresa que dirige Serafín Balaguer para adaptarse al instante a los requerimientos de la mayor crisis sanitaria de este siglo, el coronavirus. Grandes comercializadoras con más de 300 empleados, no llegaron a cerrarse porque la Policlínica no dudó en trasladar su unidad móvil al último rincón del municipio para dejarse la piel haciendo test y contrastando los fatídicos resultados.

Eran tiempos difíciles, como aquél agosto de 2020, cuando la hostelería y la restauración empezaba a respirar, cuando en el resto de la provincia, los datos de la covid daban un respiro y en ElEjido la tasa no cesaba de subir. No eran los turistas, sino la población más vulnerable, la inmigrante, aquella a la que la información le llegaba con cuentagotas y que no tenía las mismas posibilidades de defenderse de la covid como los demás. De ahí viene el merecido premio a Ucidan, La Unión de Comunidades Islámicas de Andalucía, entidad que aglutina a la comunidad islámica en Andalucía y que se volcó, de la mano con el Ayuntamiento, en poner los medios necesarios para frenar los brotes entre la población.

Esto es El Ejido y lo que los ejidenses que se dieron cita en el Auditorio, entre los que se encontraban algunos 'Mejores', título difícil de lograr en una sociedad que se mueve por el trabajo y el afán de superación continuos, defienden cada día. Como lo hace David Sánchez, que ha demostrado su pasión por la halterofilia y la ha cristalizado en numerosos éxitos, entre ellos, participar en las últimas olimpiadas y quedar entre los diez primeros de su categoría.

También han sido ejemplares los miembros de la Hermandad del Rocío de El Ejido, que han luchado por su identidad propia, esa que materializa tantos años de tradición, de padres a hijos, a nietos, y de sentimiento, de tradiciones que merecen una distinción en el apartado de Cultura. Y cómo no premiar a un periodista universal, Antonio Alférez, que arrancó el aplauso de todo el Auditorio, como uno de los hijos más ilustres de este pueblo.

«Estamos comprometidos con El Ejido. Creemos en El Ejido. Somos El Ejido y estamos orgullosos de ello.», esgrimió el delegado de IDEAL Almería, Miguel Cárceles, porque es una realidad. Y es que «esta conexión entre los ejidenses y el periódico IDEAL nos permite decir orgullosos que somos el máximo referente informativo para este municipio desde hace décadas». Porque IDEAL siempre ha visto en El Ejido «el trabajo duro, la búsqueda de la excelencia, la implicación por hacer de El Ejido una tierra mejor en la que vivir, en la que compartir, a la que llegar, en la que quedarse y echar raíces», argumentó Cárceles.

F. MUÑOZ

Ángel iturbide se despide de sus lectores y sus raíces ejidenses

El destino ha querido que el verdadero homenaje a Ángel Iturbide, tras toda una vida dedicada al periodismo, a defender la libertad que se ejerce en sociedades cultas e informadas, tras su jubilación, sea en El Ejido, la tierra que lo acogió, donde empezó a ejercer la profesión en la provincia tras su aterrizaje desde Pamplona, la tierra que lo adoptó. Sobrio, serio, justo y medido, Ángel se ganó pronto el corazón de los ejidenses, en aquellos tiempos en los que trabajaba mano a mano con Manuel Acién. Después, lideraría IDEAL, durante la friolera de 24 años, y la vinculación con El Ejido ya fue total.

Se despide, tras jubilarse, de toda la sociedad almeriense, pero el pueblo de El Ejido le dedicó anoche un sentido y cerrado aplauso por tantos años de profesión.