El Hospital de Poniente inicia un plan de visitas responsables para mejorar la recuperación de los pacientes

El Hospital de Poniente inicia un plan de visitas responsables para mejorar la recuperación de los pacientes

El proyecto está en fase de prueba pero a partir de septiembre supondrá la reducción del horario de visitas y del número de visitas simultáneas

INMACULADA ACIÉNEl Ejido

El Hospital de Poniente ha iniciado este mes de julio la puesta en marcha de un plan de visitas responsables con el objetivo de mejorar la calidad de los cuidados a los pacientes hospitalizados.

En esta línea se trata de un plan que se incluye dentro del proyecto de humanización 'Poniente Contigo', en este caso centrado en el área de hospitalización y que en sus primera fase de prueba se ha iniciado en las plantas Tercera Poniente y Cuarta Poniente, correspondientes a los enfermos de Traumatología, Neumología y Medicina Interna.

Así, Yolanda Domingo Responsable de Casos y miembro del equipo de Gestión en Hospitalización de , explica que este plan nace de la motivación de los profesionales de mejorar la calidad de los pacientes en un hospital que cuenta actualmente con un régimen de puertas abiertas que permite visitas ilimitadas en tiempo desde las nueve de la mañana y hasta las once de la noche, y sin límite de personas.

Las visitas se restringen

«Es común encontrarnos con seis familiares por paciente», ejemplificó Domingo. Esto supone que si las habitaciones habitualmente en el Poniente son para dos enfermos, puede haber por habitación hasta doce personas en muchos momentos. Esto provoca falta de confort para el paciente y dificulta tanto el trabajo de los profesionales como la recuperación del propio paciente.

Estas situaciones han terminado provocando que se decidan a la puesta en marcha de este plan que se encuentra en su primera fase que es la de prueba, desde el pasado 2 de julio y que tratará a lo largo del verano de concienciar a los ciudadanos de la necesidad de respetar unas ciertas normas que contribuyan al descanso y recuperación de los enfermos, pero que tras el verano derivará en la adopción de medidas concretas y obligatorias como será la regulación de los horarios de visita.

Así, las vistas se terminarán restringiendo los días laborales a un horario único de cinco a ocho de la tarde, mientras que los fines de semana y festivos permitirá visitas en horario de once a una y de cinco a ocho.

No obstante, se garantizará que el paciente esté en todo momento acompañado y para ello se permitirá que junto a la persona ingresada haya una persona cuidadora las 24 horas del día, siempre el propio paciente lo desee.

No será la única medida de aplicación, puesto que este plan también contempla que durante el horario de visitas únicamente pueda haber dos acompañantes por paciente, con el objetivo de ordenar las visitas, mientras el resto tendrán que esperar en una sala cercana.

Asimismo, se hace hincapié en la necesidad de evitar la visita de menores de 14 años, por un claro motivo de seguridad para el propio menor, ya que en un entorno hospitalario los riesgos de contagio de enfermedades o infecciones se incrementan.

En este sentido, se tendrán en cuenta y se atenderán de manera especial, sin embargo, casos excepcionales.

Beneficios

La motivación de aplicar estos cambios está fundamentada en la mejora de la intimidad y de la atención a los pacientes de hospitalización, para facilitar su recuperación, ya que la tranquilidad y el descanso son fundamentales en el proceso de recuperación.

Una encuesta realizada por los propios profesionales del hospital de manera previa a la puesta en marcha de este plan contempla que el 40% de los enfermos o cuidadores consultados están a favor de regular el número de visitas y el 39% también el horario.