Borrar
«El Hospital de Poniente está bastante infravalorado»
Entrevista

«El Hospital de Poniente está bastante infravalorado»

Raúl Fernández, Médico ·

Este joven balermero fue el segundo mejor MIR de la Facultad de Medicina de Granada y el 128 de España, de entre más de 11.000 aspirantes

Inmaculada Acién

El Ejido

Sábado, 15 de octubre 2022, 23:06

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Raúl Fernández es balermero y uno de los médicos que mejores calificaciones obtuvo en la última prueba MIR, quedando en el número 128 de las casi 12.000 personas presentandas a nivel nacional y el segundo de su promoción en la Facultad de Medicina de Granada. Ahora está realizando su Residencia en el Hospital Virgen de las Nieves de Granada, en la especialidad de Aparato Digestivo.

–¿Cómo se consigue uno de los dos mejores resultados de la Universidad de Granada y de los mejores a nivel nacional?

–Pues yo creo que como todo el mundo: con constancia, trabajo y tranquilidad.

–¿Y qué supone?

–Sobre todo te da la oportunidad de elegir lo que tú quieras hacer y dónde quieres hacerlo, que es lo más importante, porque te da la llave de elegir tu futuro, sin limitaciones.

–¿Tenía claro que quería el Virgen de las Nieves y no otro?

–No, no tenía clara la especialidad. Dudaba entre Cardio y Digestivo, que son dos especialidades amplias y tienen intervencionismo las dos, y tampoco tenía claro el sitio. Estuve dudando hasta la última semana. Es algo bastante común porque es una decisión que es importante porque, si no te gusta lo que haces o el sitio donde lo haces, te obliga a empezar de nuevo todo el proceso de prepararte el MIR, presentarte a examen y elegir plazas. Tienes que plantearte muchas cosas, no solo la potencia del servicio, sino la ciudad, cómo se trabaja, las condiciones que hay y genera bastantes dudas.

–¿Y qué opciones barajó?

–Estaba entre Cardiología y Digestivo en Granada, Málaga y Valencia.

–Lo que está claro es que entre las opciones no estaba el elegir un Hospital en Almería o volver cerca de casa con el Hospital Universitario Poniente.

–Elegí el Hospital Virgen de las Nieves sobre todo por el servicio de Aparato Digestivo, porque es uno de los más potentes de España, tienen prácticamente de todo. Tienen una Unidad de Endoscopia tanto Básica como Avanzada muy potente, de las más del país; tiene Trasplante Hepático, que no todos los hospitales de España tienen, solo los centros de referencia. Tiene su propia Unidad de Ecografía Digestiva, que en la mayoría de sitios lo suele hacer el servicio de Radiología. Es un hospital grande y muy potente y por eso lo elegí.

–El Hospital Virgen de las Nieves es el Hospital de Referencia para el tema de Trasplante de Órganos del Hospital Universitario Poniente.

–Exacto. De hecho, el Hospital Virgen de las Nieves es el Hospital de Referencia de Trasplantes de casi toda Andalucía Oriental (Jaén, Granada y Almería).

–¿Por qué se decidió por la Especialidad de Digestivo?

–Porque es una especialidad muy amplia, que tiene su parte médica y su parte intervencionista. Es decir, que no solo se ve al paciente, sino que se hacen procedimientos como endoscopia tanto diagnóstica como terapéutica; la ecografía; la biopsia hepática. Eso me llamaba la atención.

–Le tocó prepararse el MIR aún con una pandemia de por medio. ¿Le ayudó a centrarse en estudiar o fue una dificultad?

–Es verdad que la pandemia redujo distracciones, porque había menos actividades y ocio, solo te centrabas en estudiar, perotambién es cierto que las prácticas, sobre todo en el último año de medicina que son un año entero de prácticas en Hospital, sí que nos alteró bastante, tanto en el tiempo, porque comenzamos más tarde y las acabamos antes, como en las limitaciones que nos supuso.

Además, a la hora de presentarte al examen, si eras positivo en covid, no podías hacer el examen y perdías un año de preparación. Si tenías síntomas y dabas positivo, perdías la oportunidad.

–¿Se aisló para evitar contagios, entonces?

–Las dos últimas semanas, que éramos tres en el piso preparándonos el examen MIR de la misma promoción, nuestra única vida social es lo que compartíamos entre nosotros. Dar positivo después de siete meses estudiando 12 horas al día no le hace gracia a nadie y tuvimos un aislamiento absoluto, prácticamente.

–¿Qué le parece que haya arrancado por fin el Grado de Medicina en Almería?

–Es un tema un poco controvertido, porque es verdad que en España faltan médicos, pero yo creo que no es porque falten plazas de medicina, sino porque no hay suficientes plazas MIR para formar médicos. Se presentan unas 12.000 personas al MIR y este año que es el que más plazas ha habido de la historia, ha habido unas 8.000. Pero es cierto que tanto Almería como Jaén empiezan con 60 plazas, tienen la posibilidad de, al ser una Faculdad pequeña, ofrecer muchas prácticas y formar médicos bastante bien. No es que en la Universidad de Granada la formación sea mala, pero al haber tantos estudiantes, la parte práctica es difícil de asumir. Al tener 260 alumnos por cada año, aunque haya dos hospitales, es prácticamente imposible que hagan suficientes prácticas. Creo que eso es algo positivo para la Facultad de Almería.

–Y el Hospital de Poniente ha adquirido este año la denominación de Hospital Universitario.

–Es un hospital que está bastante infravalorado, cuando yo creo que es uno de los hospitales comarcales de Andalucía más potentes. Un hospital donde se trabaja bastante bien y se hace medicina de mucha calidad y tiene bastante formación, tanto universitaria, porque de hecho yo hice mi año de prácticas en el Hospital de Poniente, y formación en bastantes especialidades médicas como Aparato Digestivo, Ginecología, Traumatología... Un Hospital bastante potente y que debería ser probablemente un Hospital de más nivel en la provincia. Debería ampliarse.

El Hospital de Poniente tiene prácticamente de todo para el tamaño que tiene y la dotación que tiene. Posee buenos profesionales, y es un buen hospital. También es bueno el nivel de población a la que atiende, porque un hospital comarcal suele atender a una población de unos 100.000 habitantes y este atiende a más de 300.000 habitantes. Cuando tienes más volumen de casos, haces mejor medicina, porque estás más acostumbrado a tratar ciertas cosas que son relativamente raras.

–¿Cómo fue su año de prácticas en el Hospital de Poniente?

–Pues la verdad es que a nivel de prácticas como tal, quitando las limitaciones de la pandemia, que obligó a que no se podían ver todas las áreas y servicios, fue muy bueno. El trato fue magnífico y nos dejaban hacer prácticamente de todo.

–¿Cómo está Almería a nivel sanitario?

–A nivel sanitario está infradotada. Otras provincias que tienen ligeramente más población tienen dos hospitales provinciales y la inversión aquí es más escasa. Hay muchos servicios y tratamientos que no tenemos y que hay que derivar a otras provincias. Eso cada vez se está corrigiendo más y el Hospital de Torrecárdenas está ampliando servicios, tratamientos y pruebas diagnósticas, pero todavía queda bastante. El nivel profesional es muy bueno y se trabaja muy bien.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios