Pedro Acosta, Francisco Góngora y Chelo Artero, durante la visita.

El Hospital de Poniente afronta la fase final de las obras de ampliación de Urgencias

Serán 900 metros cuadrados más para atención pediátrica urgente, observación, salas de espera y consultas

INMACULADA ACIÉN El Ejido

El Hospital Universitario Poniente afronta ya la fase final de las obras de ampliación del servicio de Urgencias, que va a ver incrementada su superficie en más de 900 metros cuadrados, que se destinarán al crecimiento de la zona de atención pediátrica urgente, así como a la observación, salas de espera y consultas para la población adulta. Unas obras que se suman a las que ya están finalizadas en la Unidad de Cuidados Intensivos, el área de Neonatología, el Hospital de Día Quirúrgico o la Unidad de Farmacia.

Precisamente para conocer el estado de las obras, el alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, se reunió en la jornada de ayer con el director gerente del Hospital Universitario Poniente, Pedro Acosta, quien trasladó también la evolución de las obras de emergencia que se están efectuando en la cubierta de la zona de Paritorios y Bloque Quirúrgico, «que han sido recientemente aprobadas por el Consejo de Gobierno por un importe de 1,16 millones de euros y nos están permitiendo subsanar los inconvenientes derivados de la renuncia de la anterior empresa que estaba llevando a cabo esos trabajos».

A lo largo de la reunión se analizó la aprobación de la condición de Hospital Universitario por parte del centro, aprobada el pasado mes de abril, que según Acosta les va a permitir «un importante avance cualitativo, mejorando la proyección del hospital, facilitando la captación de profesionales y la ampliación de nuestra oferta de formación especializada».

En ese sentido, Acosta recordó que recientemente se ha incorporado la primera residente de Medicina Intensiva, lo que les convierte en el primer hospital de su categoría en Andalucía en formar a profesionales de esta especialidad; «y de cara al próximo año estamos trabajando ya para ampliar nuestra oferta en otras áreas».

Para Góngora, «esta condición supone un gran salto de calidad en materia de investigación, formación y atención sanitaria».