Góngora tendrá que pagar 74.000 euros como partícipe a título lucrativo

La Audiencia Provincial Almería absuelve al alcalde de El Ejido, Francisco Góngora (PP), de delitos fiscal y de falsedad documental pero la sentencia le señala como partícipe a título lucrativo

IDEAL El Ejido

La Audiencia Provincial de Almería ha absuelto al alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, de los delitos contra la Hacienda Pública y falsedad documental por lo que el fiscal interesaba la pena de cuatro años de prisión ya que considera que no ha quedado acreditado que se «concertara» en el seno de la empresa familiar 'Agrícola Euro Alpujarra' SL para realizar las operaciones por las que sí ha sido condenado su hermano, quien gestionaba «de forma unilateral» la mercantil.

El tribunal de la Sección Tercera sostiene que no ha quedado probado que el alcalde, su padre, quien falleció poco después de la vista oral, y un tercer socio se «concertaran previamente» con José Gabriel Góngora para «modificar los importes de las escrituras» con el «fin defraudatorio», pero señala que «obviamente sí obtuvieron un beneficio a través de la mercantil a través de la mercantil ante el impago tributario».

La sentencia, consultada por Europa Press y que absuelve también al regidor ejidense (PP) del delito de blanqueo de capitales que le atribuía la acusación popular del PAL fundada por el exalcalde de El Ejido Juan Enciso, recoge, así, que debe responder civilmente, a título de partícipe a título lucrativo junto al resto de socios, «por el beneficio ilícitamente obtenido por la sociedad» con «la defraudación tributaria cometida» y mediante «la participación en los beneficios como socios».

Establece que, teniendo en cuenta que la participación es de un 25 por ciento para cada uno de los siguientes socios, la cuota defraudada a la que deben hacer frente es de 74.018,01 euros, lo que se aminorará el importe de los responsables civiles directos, José Gabriel Góngora y quien es administrador de la otra mercantil enjuiciada Murgi Edificaciones SL, también condenado, «en aras de evitar un enriquecimiento injusto por parte de la Agencia Tributaria que la ley no contempla».