Soy Especial y Qué anima la Navidad cantando villancicos por las calles

Soy Especial y Qué anima la Navidad cantando villancicos por las calles

Madres, padres y menores recorrieron diversos comercios y calles del núcleo ejidense para felicitar la Navidady mantener tradiciones

INMACULADA ACIÉN El Ejido

Hay costumbres que no deberían perderse porque alegran, dan ambiente y arrancan sonrisas. Una de esas tradiciones es la de salir a las calles a cantar villancicos, felicitar las fiestas y de esta manera aprovechar para pedir el aguinaldo de Navidad y eso fue lo que hicieron el pasado 24 de diciembre un grupo de madres, padres y menores de la asociación Soy Especial y Qué, ataviados con elementos navideños.

«La idea surgió porque queríamos rememorar lo de pedir el aguinaldo con los niños y como no podemos hacerlo por la noche porque ellos se acuestan temprano para mantener sus rutinas y horarios, decidimos hacerlo por la mañana», explica María del Mar Martínez, presidenta de la asociación.

De esta manera, decidieron recorrer todos los negocios locales que suelen colaborar con esta entidad en sus numerosas actividades, para agradecerles su colaboración. «Fue una sorpresa para todos esos establecimientos que teníamos más cercanos, en la zona del centro, «y en el recorrido hicimos un alto en el Belén Municipal para que los niños también disfrutaran de él».

Los pequeños disfrutaron de la mañana, donde los responsables de los establecimientos, agradecidos, les dieron caramelos, chucherías y otros productos, además de sacar las sonrisas de las personas con las que se cruzaron durante el paseo por las calles. «Notamos que a la gente le gustaba mucho, porque íbamos cantando villancicos, pero también es cierto que notamos que a algunos les daba vergüenza», destaca la presidenta de Soy Especial y Qué. Un ejemplo de cómo una tradición tan arraigada en otros tiempos, se comienza a ver diferente en una sociedad donde la Navidad, se quiera o no, ha cambiado.

«Había gente que nos aplaudía incluso, pero notamos que es una tradición que se ha perdido y que hay que recuperar», señala María del Mar Martínez.

Un recorrido que finalizó en D'Pata Negra reponiendo fuerzas con unos bocatas para todos.