Elena Gómez jurando el cargo de concejala en el Ayuntamiento de El Ejido. / I. A.

Elena Gómez jura su cargo como concejala popular y asume Cultura

Ángel Mateo también juró su cargo como nuevo concejal del grupo municipal de Ciudadanos en un Pleno descafeinado en cuanto a asuntos de actualidad

INMACULADA ACIÉN El Ejido

El Ayuntamiento de El Ejido acogió ayer un Pleno Ordinario descafeinado en cuanto a asuntos de actualidad, pero que sirvió para que tomaran posesión del cargo los ya nuevos concejales de los grupos municipales del PP y Cs.

Así, Elena Gómez juró su cargo de concejala popular en sustitución de Julia Ibáñez, tras su elección como parlamentaria andaluza del PP por la provincia de Almería, y también asumirá sus funciones en Cultura, Juventud y Educación.

El alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, le daba primero la bienvenida a la Corporación y al equipo de gobierno y afirmó que ayer mismo llevaría a cabo su nombramiento como concejal de Cultura, Juventud y Educación. «No me cabe ninguna duda de tu compromiso, de tu determinación, capacidad, que irán acompañados de todo el apoyo no solo de tus compañeros, sino de toda la corporación», incidió Góngora.

Este es el segundo mandato en el que Elena Gómez asume cargo de concejal, puesto que estuvo en el anterior mandato, si bien es el primero con delegaciones. Asimismo fue miembro de la Junta Local de Pampanico entre los años 2011 y 2015.

Por su parte, Elena Gómez aseguró acceder a la nueva responsabilidad con «enorme ilusión y muchas ganas de trabajar por El Ejido y por los ejidenses».

Gómez nació en 1987, se crió en el barrio de Pampanico. Hija de padres agricultores, es diplomada en Gestión y Administración Pública por la Universidad de Almería y comenzó su vida laboral en 2008 en el departamento de administración de Campoejido.

Ángel Mateo recibiendo del alcalde, Francisco Góngora, la medalla de la corporación. / I. A.

Justo después de Elena Gómez, también juró su cargo Ángel Mateo como nuevo concejal del grupo municipal de Ciudadanos, en sustitución de María Herminia Padial, que renunció al acta hace apenas dos semanas por discrepancias con el partido. Tras jurar el cargo, el primer edil le impuso la medalla corporativa y le dio la bienvenida. «Nos conocemos de toda la vida, eres un ejidense comprometido con tu pueblo, especialmente con el ámbito del deporte, siempre, y cuenta con toda nuestra colaboración y mucha suerte en tu nueva tarea», comentó Góngora.

Por su parte, Mateo se mostró «ilusionado y con ganas de aportar al partido, de seguir creciendo como político con nuevas ideas que mejoren la vida de los que viven aquí» y afirmó recibir el acta de concejal en «un claro ejercicio de responsabilidad y compromiso con los vecinos y el pueblo de El Ejido».

Ángel Mateo es hijo y nieto de ejidenses, actualmente ejerce de asesor comercial y toda su vida ha estado ligado al deporte ejidense. Futbolista desde alevín hasta veterano, actualmente es el presidente del FC El Ejido de Veteranos.

Posteriormente, el Pleno daba cuenta del decreto de Alcaldía con el nuevo orden de tenencias de alcaldía, de manera que con la salida de Julia Ibáñez, José Francisco Rivera pasa a ser Primer Teniente de Alcalde, Alberto González, segundo; Francisco Pérez, tercero; María José Martín, cuarta; Delia Mira, quinta; y Luis Barranco, sexta.

Por otra parte, el Pleno contó únicamente con varios asuntos que entraron de Urgencia, entre los que destacó la aprobación por unanimidad la adjudicación de la cesión de uso privativo por un período de 20 años de parte del vial público de la calle Alhóndigas en el barrio de La Costa, a José Álvarez, del restaurante La Costa, con el objetivo de configurar un espacio gastronómico y turístico especial.