El Ejido tendrá en 2022 Consejo Municipal de la Integración

El municipio cuenta con ciudadanos de 104 nacionalidades distintas y los cinco continentes y un porcentaje de población extranjera superior al 30%

INMACULADA ACIÉN El Ejido

«Es oportuno y necesario», así de claro fue el alcalde de El Ejido,Francisco Góngora, ayer durante el desarrollo de la sesión plenaria al hablar de la puesta en marcha para 2022 de un Consejo Municipal de la Integración y Convivencia. Y es que los datos hablan por sí solos de la necesidad de contar con un órgano consultivo de este tipo, ya que más del 30% de la población ejidense es de origen extranjero. Un porcentaje que como señaló la concejala de Servicios Sociales, Delia Mira, supera incluso el 60% en algunos núcleos y barrios del municipio.

En total, el municipio ejidense cuenta con ciudadanos de 104 nacionalidades distintas y de los cinco continentes, por lo que es necesario un intenso trabajo de cohesión por una buena convivencia.

«El Ejido es un municipio de acogida, tolerante e integrador desde hace muchos años con todo aquel que viene a trabajar y a buscar un futuro, pero es necesario que la población migrante haga un esfuerzo por la integración, la convivencia», comentó el primer edil, quien recordó también que El Ejido es un municipio «demandante de mano de obra, en su mayoría poco cualificada» y eso requiere de esfuerzos en materia de integración.

Este órgano tiene, por tanto, el principal objetivo de formular propuestas y recomendaciones tendentes a promover la integración social de las personas migrantes residentes en el municipio. Igualmente, tiene la finalidad de favorecer la gestión de la diversidad cultural en aras de una mayor cohesión, sostenibilidad social y una convivencia intercultural real y efectiva.

En esta línea, el Consejo estará formado por 31 miembros, entre los que habrá responsables políticos, técnicos municipales y representantes de asociaciones del municipio.

Por su parte, la portavoz del grupo municipal socialista, Maribel Carrión, se mostró muy satisfecha de que esta propuesta puesta encima de la mesa hace ya casi dos años por el PSOE finalmente se lleve a cabo y subrayó que es importante entender la inmigración como un fenómeno social «derivado de esa alta demanda de empleo que tenemos en el municipio», al tiempo que hizo hincapié en que «esos ciudadanos que en su día fueron inmigrantes, ya su segunda generación son ciudadanos, vecinos de aquí de El Ejido, que han nacido aquí, y por eso hay que considerar la inmigración no desde el buenismo, pero tampoco desde el pesimismo, tenemos que verlo en positivo si de verdad queremos conseguir esa cohesión social, esa convivencia».

Un trabajo en conjunto que impulsar desde este Consejo.