La dirección general de Sostenibilidad de la Costa estudiará nuevas medidas para restaurar la playa de Balerma

La dirección general de Sostenibilidad de la Costa estudiará nuevas medidas para restaurar la playa de Balerma

El alcalde se reune con el subdirector General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar en Madrid donde arranca el compromiso de estudiar con carácter inmediato los efectos de la dinámica del litoral

INMACULADA ACIÉN El Ejido

El alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, el concejal de Obras Públicas, Mantenimiento y Servicios, José Andrés Cano, y el presidente de la Junta Local de Balerma, Antonio Gómez, se reunieron en Madrid con el subdirector General de Sostenibilidad de la Costa y el Mar, Ángel Muñoz Cubillo, para exigir una solución estructural y definitiva al problema de regresión que sufre el litoral balermero.

Esta reunión se produce unos días después de que también la Plataforma en Defensa de Balerma se reuniera con responsables del Ministerio de Transición Ecológica para solicitar también medidas urgentes y estructurales para la costa balermera.

Durante el encuentro con el alcalde de El Ejido, la dirección de Protección de la Costa se comprometió a «estudiar con carácter inmediato, es decir, en el plazo de 15 días, los efectos de la dinámica del litoral de los espigones de Balanegra para contar así con datos suficientes que permitan determinar cuáles son las medidas necesarias para restaurar el litoral balermero».

Asimismo, el máximo responsable municipal también solicitó durante la reunión la ejecución de medidas estructurales, así como una mayor aportación de arena, algo para lo que Costas va a valorar la disponibilidad económica.

De igual modo, el primer edil ejidense explicó al subdirector general que la regresión no se ha producido únicamente por el temporal, para lo cual aportó datos objetivos y reales del retroceso sufrido en el último año en distintos puntos, incluso a más de 17 metros, así como mediciones que establecen que «la situación actual en la que se encuentra este tramo de litoral presenta unas dificultades que antes no tenía, puesto que el problema ha pasado de localizarse sólo en el espacio entre la Torre y la Lonja a extenderse hasta la recta de Balerma y alcanzar la zona de las Cuevecillas y Malibú».

En este punto, Góngora matizó que la causa no es un temporal sobrevenido ni la orientación de este, «sino que ha sido el resultado del comportamiento del litoral frente a los temporales, coincidiendo con la ejecución de los espigones en Balanegra y su afección a la dinámica de la costa».

Tras la reunión, el alcalde se mostró optimista y afirmó no tener dudas de «que la dirección general de Costas realizará este estudio con la mayor agilidad posible a fin de poder objetivar las causas que han propiciado el estado en el que se encuentra actualmente la playa. Todo ello aspectos que van a ser determinantes para abordar con urgencia una solución estructural».

De esta manera, el máximo responsable municipal situó este asunto como prioritario, ya que subrayó que «las playas de Balerma constituyen un importante recurso turístico, de manera que se precisa dar una solución urgente a la problemática que presenta».

Por otra parte, Francisco Góngora también recordó que las actuaciones que se lleven a cabo deben tener presentes, además del tramo de Las Cuevecillas o el frente costero de Balerma, también «preservar todo el frente costero, ya que para nosotros es un activo fundamental».

Es por ello que desde hace semanas el alcalde apunta como una de las posibles soluciones «seguir el modelo de construcción que se ha llevado a cabo en Balanegra, de manera que se levantaría una serie de espigones cortos a lo largo de todo el tramo de costa hasta la Piedra del Moro, para que a medio plazo se vea menos afectada también la playa de Guardias Viejas y la Playa de Ejido Beach, que también ha empezado a sufrir una regresión».