El acusado está en los calabozos de la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía. / Eduardo Sanz / EUROPA PRESS

Detenido por tercera vez el masajista de El Ejido acusado de hacer tocamientos a clientas

Una nueva víctima ha acudido este viernes a las dependencias de la Policía Nacional en el municipio del Poniente almeriense tras conocer las anteriores denuncias

DANIEL SERRANO El Ejido

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han detenido por tercera vez en El Ejido al masajista de 47 años acusado de abusar sexualmente de varias clientas que acudieron a su clínica.

Este viernes una mujer de la que no han trascendido más datos personales se ha presentado en las dependencias policiales de El Ejido para denunciar tocamientos en sus partes íntimas tras tener conocimiento de que el principal acusado había sido detenido hasta en dos ocasiones el pasado mes de junio por hechos similares.

Inmediatamente, los agentes de la Policía Judicial lo han localizado y han procedido a su detención. Actualmente se encuentra en los calabozos a la espera de pasar a disposición judicial, previsiblemente este sábado, acusado de un delito de abuso sexual.

Según ha podido confirmar IDEAL, tras tener conocimiento de los hechos, la arrendadora del local en el que el masajista tenía abierta su clínica ha decidido unilateralmente rescindir el contrato, por lo que el negocio ya se encuentra cerrado. Además, la intención del acusado es abandonar más pronto que tarde el municipio ejidense «por posibles represalias» contra él.

Hay que recordar que en la jornada de ayer la Policía Nacional hizo un llamamiento para que las mujeres que hayan podido ser víctimas del masajista detenido en El Ejido acusado de abusar sexualmente de varios clientes acudan a dependencias policiales a denunciar.

Los hechos por lo que el hombre fue arrestado ocurrieron en el mes de noviembre del 2021 en el interior de un centro de masajes de El Ejido. Tras concertar una cita, preparaba una de las salas del centro con luz tenue y música relajante, a la espera de que llegase la persona citada, en este caso siempre mujeres.

A la llegada de las de estas, cerraba la puerta principal con llave argumentando la inseguridad del barrio y disponía que las clientas se quedasen únicamente vestidas con su ropa interior.

Tras comenzar a masajear las extremidades, intentaba acceder de manera sutil a las partes más íntimas «amparándose en la liberación de tensiones existentes en dichas zonas, y el beneficio terapéutico que ello reportaría».

Los agentes de la Comisaría de la Policía Nacional en El Ejido recabaron el testimonio de una de sus víctimas, quien a principios del pasado mes de junio relató los hechos delictivos a los agentes.

Con tal motivo, el masajista de 47 años de edad fue arrestado y puesto a disposición judicial el día 15 de junio. Posteriormente, y tras el relato de otra de sus clientas, fue nuevamente detenido el pasado día 29 de junio, acusado otra vez de un delito de abuso sexual.