Un agente de la Beneméria observando algunas de las plantas incautadas. / IDEAL

Detenidas 11 personas en El Ejido por cultivar más de un millar de matas de marihuana

La Guardia Civil ha desarrollado cinco operaciones en este municipio del Poniente en el que además han intervenido escopetas, munición y armas blancas

DANIEL SERRANO Almería

Agentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Almería han detenido a once personas en El Ejido tras incautar 1.047 plantas de marihuana en cinco operaciones distintas desarrolladas recientemente en las que además han intervenido escopetas, munición y armas blancas.

En algún caso, según ha informado la Benemérita, los autores y sus familias, incluidos menores, compartían la vivienda con el cultivo mientras que en otros este se encontraba en zonas cercanas a centros educativos.

Así, tras las correspondientes autorizaciones por parte de la autoridad judicial, los investigadores realizaron las pertinentes inspecciones de las viviendas sospechosas localizando un total de 1.047 plantas de marihuana, 7 kilogramos de cogollos de marihuana preparados para la venta, armas de fuego, munición y armas blancas. Todo ello se saldó con la detención de once personas, entre ellos un menor de edad, acusadas de delitos contra la salud pública, defraudación de fluido eléctrico y tenencia ilícita de armas.

Las diligencias instruidas junto con detenidos se ponen a disposición de los juzgados en funciones de guardia de El Ejido.

Las operaciones

Las intervenciones antidroga de los agentes se realizaron en varios núcleos urbanos del citado municipio del Poniente almeriense.

La primera de las operaciones, denominada 'Framupa Made', tuvo lugar en la pedanía de San Silvestre y se saldó con la detención de dos personas. En ella se incautaron 243 plantas de 'maría' en proceso de secado, es decir, solo cogollos.

En el registro, además, los agentes encontraron una escopeta recordada calibre 22 modificada, una escopeta de aire comprimido, un machete de 50 centímetros y un puñal de caza.

La segunda, bajo el nombre 'Urgi22 Dagor', y en la que se detuvo a dos personas, fue en la pedanía de Matagorda, en un lugar cercano al centro de educación infantil CEIP Solymar. Allí se encontraron 290 plantas de marihuana de tamaño medio, 198 matas en proceso de secado y 224 gramos de picadura de cogollos preparados para la venta.

En la operación 'Urgi22 Tubochares', la tercera de ellas, se detuvo a una persona en la pedanía de San Silvestre por poseer 154 gramos de cogollos de marihuana preparados para su venta, una escopeta plana de doble cañón calibre 12 que había sido sustraída en la localidad de Dalías y 19 cartuchos del calibre 12.

En las Norias de Daza, por su parte, tuvo lugar la operación 'Urgi22 Ventus' en la que se detuvo a dos personas que fueron sorprendidas por los agentes con 201 plantas de marihuana de tamaño medio.

Por último, cuatro personas, de las que tres eran adultas y una menor, fueron arrestadas en San Silvestre al encontrarles 115 plantas de tamaño medio y 6,6 kilogramos de cogollos en estado de secado. La operación se llamó 'Urgi22 Spicis'.

La Guardia Civil ha vuelto a recordar que este tipo de actividades delictivas supone un riesgo e inconvenientes adicionales para la ciudadanía. «No solo por apreciar el tan característico olor que desprende estas actividades sino por las molestias que generan el ruido incesante de los aparatos de aire acondicionado y ventilación, habituales en los cultivos indoor de marihuana (cannabis sativa), conjuntamente con incidentes de cortes de fluido ante sobrecargas de la red fruto de los enganches ilegales», han incidido desde la Comandancia.

Estas actuaciones se enmarcan en el permanente trabajo que la Guardia Civil de Almería desarrolla en la lucha contra el tráfico, cultivo y/o elaboración de drogas en la provincia, así como en la problemática e inseguridad que ocasionan los enganches ilegales a la red de fluido eléctrico a los vecinos de las zonas afectadas, que suponen un riesgo real de incendio por el consumo tan elevado que se realiza de energía para maximizar el rendimiento del cultivo ilegal.