Declarado culpable de asesinato al joven acusado de matar a puñaladas a un chico en El Ejido

Imagen de archivo de unos juzgados./IDEAL
Imagen de archivo de unos juzgados. / IDEAL

Le asestó varias puñaladas en el interior del local «de manera sorpresiva», «inopinada» y «sin posibilidad de defenderse»

EUROPA PRESSAlmería

Un jurado popular ha declarado culpable de un delito de asesinato a C.U.G., el joven de 20 años de edad que acabó con la vida de otro hombre en el pub Dreamer de El Ejido (Almería) en octubre de 2016 tras asestarle varias puñaladas en el interior del local «de manera sorpresiva», «inopinada» y «sin posibilidad de defenderse», según han concluido los miembros a partir de los testimonios y pruebas que se han practicado durante los cinco días que ha durado la vista oral en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Almería.

Durante la lectura de su veredicto, el jurado ha encontrado también al acusado culpable de un delito de lesiones ante el segundo ataque que ejecutó contra otro joven, que resultó herido pero que pudo salvar su vida, cuando trataba de auxiliar a su amigo, quien falleció tras ser evacuado al Hospital de Poniente de El Ejido.

Así, el jurado ha descartado que se produjera una discusión previa al apuñalamiento en el interior del pub toda vez que sus miembros han rechazado la principal tesis del acusado: que había ingerido una gran cantidad de alcohol y diferentes tipos de droga --marihuana y cristal, entre otras--, lo que había hecho que sus capacidades quedaran anuladas.

Según el veredicto, durante el juicio no se han dado pruebas ni testimonios de que actuase influido bajo tóxicos ni que estos pudieran haber mermado sus facultades, por lo que entienden que «una quitó la vida intencionadamente» a la víctima. En esta línea, el jurado ha dado especial valor al testimonio ofrecido por el primo del acusado, quien narró lo sucedido y aseguró que la víctima no tuvo posibilidad de defenderse durante el ataque así como que previamente, C.U.G. había exhibido una navaja de grandes dimensiones.

El jurado, que ha denegado la suspensión de condena y la posibilidad de indulto para el reo, ha apreciado así alevosía en el crimen, aunque no ha apreciado ensañamiento al observar que las diferentes puñaladas se debían a un «mismo ataque» y no para «causar dolor» tras haber producido la muerte. Además, ha considerado además por mayoría de sus miembros que el local reunía requisitos de «escasa iluminación» y «música alta» que facilitaron el crimen contra la víctima, que iba desarmada.

No obstante, han valorado a partir de las pruebas que el joven que resultó herido tuvo la posibilidad de defenderse o resguardarse, por lo que han destacado un homicidio o asesinato en tentativa y han encuadrado los hechos en un posible delito de lesiones, ya que las mismas heridas que sufrió no fueron de riesgo vital para él.

Este aspecto ha hecho modificar la petición final de la Fiscalía y una de las acusaciones particulares, de forma que el Ministerio Público ha reclamado para C.U.G. un total de 25 años de prisión por un delito de asesinato y otro de lesiones, así como cinco años de incomunicación con la víctima.

Por su parte, la acusación particular que representa a la familia de la víctima mortal ha pedido 21 años de prisión por el asesinato así como la privación de que el acusado viva en El Ejido durante 21 años además de 150.000 euros de indemnización, mientras que la defensa ha interesado un total de 17 años de cárcel por los dos delitos. El juicio ha quedado visto para sentencia.