Cruz Roja celebra en El Ejido un Día de la Banderita cargado de gracias

Durante la mañana actuó un grupo de alumnos de escolanía del colegio SEK Alborán, escolares Liceo Mediterráneo leyeron los principios de Cruz Roja y se realizó un concurso de dibujo y relato

INMACULADA ACIÉN El Ejido

La Asamblea de Cruz Roja en El Ejido celebró ayer el primer Día de la Banderita sin huchas y con el objetivo de dar las gracias a la ciudadanía por su solidaridad, una ayuda que ha permitido a la ONG atender a decenas de personas en situación de vulnerabilidad durante el año y medio de pandemia y dar respuesta a la emergencia provocada por el coronavirus, que ha golpeado a tantas personas. Por este motivo, el voluntariado de Cruz Roja dedicó este año su tradicional campaña a realizar actividades como agradecimiento sin repartir mesas petitorias.

El alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, junto a las concejalas del equipo de Gobierno, Delia Mira y Julia Ibáñez, y la responsable de la Asamblea Local Virginia Gutiérrez, participaron en las diversas actividades que se organizaron para conmemorar esta importante fecha y que se concentraron en la Plaza Mayor para dar a conocer los proyectos sociales y humanitarias que llevan a cabo.

Góngora remarcó que «este día está sirviendo para visualizar la importante labor asistencial que se hace desde Cruz Roja con aquellas personas que más lo necesitan, con sectores de la sociedad como es la tercera edad, la infancia, la familia o la inmigración» e insistió, igualmente, en el «relevante trabajo que realiza en materia de asesoramiento, información o de acompañamiento a quienes lo precisan».

El regidor quiso también mostrar su agradecimiento por todo «el trabajo, compromiso y dedicación» de esta ONG con el municipio e hizo especial hincapié en que «desde el Ayuntamiento, continuaremos respaldando y apoyando, con todo lo que esté en nuestra mano, esta loable labor» al tiempo que subrayó que, «el objetivo de la cohesión social en El Ejido es ineludible e imprescindible y vosotros sois, por tanto, una parte muy importante».

La programación diseñada por Cruz Roja en el municipio consistió, en primer lugar, en la celebración de una 'fiesta de la solidaridad' con la instalación de tres mesas informativas en los soportales que unen el Bulevar de El Ejido con la Plaza Mayor con folletos y displays de los diferentes proyectos que desempeña la ONG. Se llevó a cabo la actuación de un grupo de alumnos de escolanía del colegio SEK Alborán, y en este mismo espacio se procedió a la lectura de los principios de Cruz Roja por parte de escolares del colegio Liceo Mediterráneo.

Por otro lado, la conmemoración de esta jornada se trasladó hasta los centros educativos a través de un concurso de dibujo y relato. También se dispuso un vehículo dotado de megafonía que recorrió los diferentes núcleos del municipio y durante dos días se iluminó el Teatro Auditorio de rojo, el color que simboliza este día.

A pesar de las novedades, el personal de la Organización siguió colocando las tradicionales pegatinas o 'banderitas en las solapas de quienes se acerquen a esta 'fiesta de la Solidaridad'.

Mª Ángeles Gómez Cantón, presidenta de la asamblea local de El Ejido, recordó los datos de actividad de Cruz Roja a lo largo de 2020 y 2021, donde incidió en la implicación de 300 personas como voluntarias de Cruz Roja y el personal técnico junto a las más de 1.100 personas y empresas socias que contribuyen a sostener toda la labor humanitaria: «La suma del esfuerzo de las personas voluntarias; el compromiso de nuestros socios y socias; la gran generosidad de quienes han realizado donaciones; la responsabilidad social de las empresas; y el respaldo de las administraciones públicas han hecho posible que Cruz Roja haya dado una respuesta histórica a una emergencia nunca vista», ha explicado Gómez Cantón, que ha destacado el aumento de personas voluntarias y de socias a pesar de las dificultades.

Virginia Gutiérrez destacó que desde la Asamblea Local «nos sumamos a la campaña de este año y queremos dar las gracias a las instituciones, al ayuntamiento, a la población, a las diferentes entidades y a los voluntarios por la colaboración que han prestado durante este periodo para ayudar a quienes más lo necesitan».

La presidenta local de Cruz Roja recordó las más de 110.000 personas atendidas en la provincia en 2020 por la Institución en toda la provincia, siendo en El Ejido más de 6.800 las personas beneficiadas por en el Plan Especial Cruz Roja Responde, que se puso en marcha con el inicio del primer estado de alarma para reducir las consecuencias de la crisis provocada por el coronavirus.

El Plan Cruz Roja Responde incluía ayudas urgentes para la compra de alimentos y productos de higiene, dirigidas a aquellas familias que se vieron de la noche a la mañana sin recursos; pero también contemplaba acciones para mejorar la educación en la infancia que se vio confinada: como la entrega de tablets y puntos de acceso a internet; medidas de mejora en la búsqueda de empleo, para seguir orientando y formando de manera 'online' a las personas desempleadas; y muchas acciones de apoyo psicosocial y acompañamiento en un momento crítico para quienes sufrían los estragos de la enfermedad.

Además del Plan especial frente a la covid-19, Cruz Roja mantuvo la actividad en prácticamente todos los programas que desarrolla en la provincia de Almería, la mayoría de ellos adaptados a las nuevas circunstancias y restricciones que impuso la pandemia. Por ejemplo, los proyectos dirigidos a la atención de las personas mayores se transformaron para que el voluntariado pudiera seguir al lado de las participantes sin ponerles en riesgo: a través de acompañamientos telefónicos, el envío a sus domicilios de actividades de memoria, medicinas y alimentos; y, sobre todo, un seguimiento continuo de su estado anímico, emocional y de salud. Conforme ha avanzado el tiempo, las actividades en grupo con las personas mayores se han recuperado para seguir fomentando un envejecimiento activo que supere otra gran pandemia silenciosa: la soledad.

En 2020, casi 800 personas mayores recibieron atención de Cruz Roja en El Ejido. También el Plan de Empleo, dirigido a las personas con dificultad para acceder al mercado laboral, tuvo que «digitalizarse» en los primeros meses de pandemia, para recuperar poco a poco las formaciones, los talleres y las actividades presenciales conforme avanzó el tiempo. Más de 600 personas desempleadas participaron en el Plan de Empleo de Cruz Roja en 2020. Además el año pasado 236 niños y niñas de El Ejido en dificultad social han visto remediada su situación y algo más de 3.000 personas han recibido ayudas de primera necesidad para alimentación vestuario, material didáctico y productos sanitarios.

Otros proyectos, considerados esenciales, han seguido en funcionamiento desde el comienzo de la pandemia con un rigor extremo en las medidas de seguridad para evitar posibles riesgos: la atención de los Equipos de Respuesta en Emergencia de Ayuda Humanitaria, la protección de mujeres víctimas de violencia de género o la atención en calle de las personas sin hogar son buen ejemplo de este tipo de proyectos, cuyo voluntariado ha estado en primera línea.