La costa ejidense roza el 100% de ocupación estival

La costa ejidense roza el 100% de ocupación estival

Cerca de la mitad de los turistas que visitaron el municipio en julio y agosto se alojaron en apartamentos turístico en un verano en el que además aumentó la estancia media

INMACULADA ACIÉNEl Ejido

La costa ejidense volvió a registrar un gran dato turístico durante el período estival, según indicó la concejala de Turismo,Luisa Barranco, durante el balance realizado en la mañana de ayer. Y es que durante los meses de julio y agosto la costa llegó prácticamente a la ocupación total, como ya sucediera la pasada campaña veraniega, incrementándose en un 5% la ocupación del camping de Balerma con respecto al año pasado. A ello se suma el incremento también de la ocupación en el resto del municipio «hasta nivelas medios muy positivos», indicó Barranco, quien señaló que El Ejido «es un destino que todavía no existe en muchos sitios de Europa y eso quiere decir que tenemos mucho aún por hacer».

Asimismo, Barranco apuntó que están trabajando para conseguir que se amplíe el número de plazas hoteleras en la cosita. «El Ayuntamiento está buscando nuevas inversiones que se implanten en el municipio con nuevas plazas hoteleras de calidad. No es fácil pero estamos trabajando duro en ese tema y creo que se verán resultados, porque al final todo el esfuerzo y el trabajo tiene que tener su recompensa», explicó la concejala popular.

De igual forma, Barranco afirmó que el de El Ejido es «un destino que está todavía por hacer en más de un 50% y las zonas están claras, desde la Playa de San Miguel hasta Balerma. Nos encantaría que Balerma y Guardias Viejas pudieran tener un pequeño hotel con encanto y en eso llevamos trabajando años, no ha dado frutos pero no tiramos la toalla». Así, la edil apuntó como posible enclave con encanto el alrededor del Castillo de Guardias Viejas.

Por otra parte, también creció este verano el tiempo media de estancia en el municipio. Un 40% de visitantes permanecieron una semana, incrementándose un 10% con respecto al año pasado; el 19% estuvieron 2 semanas, el 15% permaneció un mes y el 12% los dos meses. Comparando estos datos con el año pasado se observa que se alargó la estancia en el municipio en todas las modalidades de duración.

Encuesta

Como cada año, se llevó a cabo durante los meses de julio y agosto una toma de muestras a través de un cuestionario que se realizó a 400 personas a pie de playa, paseo marítimo, módulos sanitarios, Oficina de Turismo y punto de información de Balerma, para conocer el nivel de satisfacción sobre las playas.

«Los resultados han arrojado un dato muy positivo y es que casi la totalidad de los usuarios recomiendan las playas de El Ejido», relató Barranco.

De esta manera, en Levante, el 83% de los usuarios encontraron la playa satisfactoria y el 97% la recomendarían, mientras que en Poniente, el 99% se mostró satisfecho y el 90% reconoció que la recomendaría. En la playa de San Miguel las cifras fueron similares, con un 92% de satisfacción y un 91% en recomendación, mientras que en Balerma, «a pesar de la problemática que arrastra debido a la regresión que sufre la costa por los temporales, sigue teniendo una gran aceptación y especial predilección por sus bañistas como demuestra la encuesta» con un 87% de satisfacción y de personas que la recomendarían, apostilló la edil.

Seguridad

En cuanto a seguridad, salvamento y primeros auxilios, cabe mencionar que se llevaron a cabo 2.501 asistencias, un dato muy similar al año pasado. Asimismo, se realizaron un total de 4 rescates acuáticos y la ambulancia atendió a 24 personas, 11 de las cuales tuvieron que ser trasladadas al Hospital de Poniente, en su mayoría por desvanecimientos y heridas leves.

A diferencia de 2018, este año sí se utilizaron las muletas anfibias, además de todas las sillas adaptadas, que ya se pudieron ver durante la presentación del catálogo de Playas Accesibles que llevó a cabo la Federación Almeriense de Asociaciones de Personas con Discapacidad (FAAM). En esta línea, las playas ejidenses superaron la auditoría de la FAAM, pero no fue la única que se pasó este verano. El Ayuntamiento renovó los certificados de Q de Calidad, a través del ICTE, para las playas de Levante, Poniente y San Miguel, en Almerimar, y Balerma. También se renovaron las Banderas Azules para estas mismas playas y se consiguió una nueva bandera Ecoplayas para Balerma, que se suma a la de Levante.

«Estas diez certificaciones, cuatro más de las que se disponía en 2011, hacen que nos superemos cada nueva temporada en cuanto a los servicios de limpieza, respeto y tratamiento en temas medioambientales; adecuación de instalaciones y equipamientos; servicio de seguridad, salvamento y primeros auxilios; así como mantenimiento de las instalaciones, información al usuario, accesos y seguimiento de posibles riesgos que se puedan producir en la costa», apuntó Barranco.

Por otra parte, la concejala de Turismo destacó que además «ha sido un verano repleto de actividades culturales, deportivas, de ocio, a través de una programación de calidad y, en su mayoría, de carácter gratuito, para todas las edades y públicos». Una programación diseñada de manera transversal entre Turismo,Cultura, Deporte y Comercio con la colaboración de las Juntas Locales.

El 59% de las consultas turísticas son de visitantes nacionales

Durante los meses de julio y agosto pasaron un total de 3.216 usuarios por la Oficina de Turismo, ubicada en Almerimar, lo que supuso una media de 53 personas diarias. De todas las consultas recibidas el 59% procedieron de turistas nacionales, llegados principalmente de Madrid y Andalucía, seguidos de País Vasco. Los lugares de procedencia principales de los turistas extranjeros fueron Reino Unido en un 35%, Bélgica en un 14%, Francia en un 12% o Irlanda, entre otros.