El Consejo de la Integración y la Convivencia echa a andar tras su constitución oficial

A través de este órgano se planificarán políticas de integración para erradicar situaciones de marginalidad, para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos

INMACULADA ACIÉN El Ejido

El Consejo de la Integración y Convivencia de El Ejido echó por fin a andar en la jornada de ayer, después de su primera reunión, la de constitución.

Nace así un órgano participativo, de carácter consultivo y asesor, que tendrá por objetivo trabajar por una cohesión social real de la sociedad ejidense, generando para ello un espacio de interlocución en el que favorecer la coordinación y cooperación de las distintas Administraciones y entidades implicadas en el desarrollo de la integración de las personas extranjeras.

El alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, encargado de presidir el Consejo hizo hincapié en que «es necesario abordar el aspecto migratorio en su conjunto y desde la transversalidad, con la implicación de todas las administraciones, para reforzar los servicios públicos y corregir los desequilibrios existentes en el ámbito educativo, social, sanitario y en vivienda, debido a la alta presión migratoria».

Es por ello que este órgano está conformado por diferentes áreas municipales, Policía Local, grupos políticos, Junta de Andalucía, Subdelegación de Gobierno, Universidad de Almería, Cepaim, Cruz Roja, Codenaf, Ucidan, Federación de Asociaciones Gitanas de Almería y Cáritas El Ejido.

Por otra parte, el primer edil justificó la necesidad de poner en marcha este Consejo «para planificar políticas efectivas de integración y erradicar situaciones de marginalidad y empobrecimiento, mejorando la calidad de vida de todos los ciudadanos».

Así, el Consejo tiene como principal objetivo formular propuestas encaminadas a promover la integración social de las personas migrantes residentes en el municipio, favorecer la cohesión y sostenibilidad social y una convivencia intercultural real y efectiva, huyendo de estereotipos y clichés.

En esta línea, Góngora recordó que «El Ejido es un municipio de acogida, tolerante e integrador con todo aquel que viene a trabajar y a buscar un futuro, pero es necesario que la población migrante haga un esfuerzo por la integración, la convivencia».