La Balsa del Sapo necesita con urgencia la planta de tratamiento

El Pleno aprueba una moción para solicitar celeridad a las administraciones y a la comunidad de regantes en una instalación que tiene que aliviar los problemas de agua

INMACULADA ACIÉN El Ejido

El Pleno municipal aprobó el lunes una moción presentada por el grupo municipal Vox y que contó con el apoyo del resto de grupos municipales, mediante la que pretende que se acelere la construcción de la planta de tratamiento que se va a instalar en la Balsa del Sapo y que contribuirá por un lado a dejar de verter una gran cantidad de agua al mar, a aliviar los problemas que padecen los invernaderos colindantes, riesgo para la población y por otro a dar solución a las necesidades hídricas del campo del Poniente almeriense, ya que podría suponer el aprovechamiento de diez hectómetros cúbicos de agua.

En este sentido, el aspecto que mayor debate generó fue el del nivel al que se encuentra el agua del acuífero superior en la Balsa del Sapo, que inicialmente se debe situar entre los 24 y los 24,5 metros sobre el nivel del mar y que desde Vox denunciaban que era superior, por lo que en la moción instaron a la Junta Central de Usuarios del Poniente a intensificar los bombeos hasta alcanzar la cota de seguridad del humedal.

Por este motivo también uno de los puntos de la moción incluía la petición de un compromiso por parte de la Junta Central de Usuarios del Acuífero de Poniente de facilitar mensualmente los datos de extracción al Ayuntamiento de El Ejido para que se verifiquen y controlen por parte del Área de Agricultura y Medio Ambiente.

Desde el grupo municipal de Ciudadanos, su concejal Rafael Bretones defendía la necesidad de información de seguimiento sobre donde va el agua de la Balsa del Sapo que se bombea, mientras que el portavoz del PP, Ángel Escobar incidía en que las extracciones mediante bombeo que se están llevando a cabo son de 477 litros por segundo y se vierten directamente al mar, al tiempo que explicó que el motivo por el que los bombeos se detienen durante el período estival, de junio a septiembre, es porque la cota baja hasta los 23 metros con respecto al nivel del mar.

Por otra parte y para conseguir el consenso de todos los grupos, Vox modificó los acuerdos para incluir también la necesidad de construir un canal de desagüe que pueda ponerse en uso en caso de una avenida de agua, ya que pondría en serio riesgo la integridad de los vecinos de este núcleo de población.