Balerma se pone de luto en recuerdo de su playa

Alrededor de 300 personas se dieron cita en este acto con el que protestar contra la dejadez de la Dirección de Costas desde hace años con este pueblo pesquero

INMACULADA ACIÉN El Ejido

Balerma está de luto, son muchas las lágrimas derramadas de tristeza y rabia por los balermeros y ahora una bandera blanca con un lazo negro así lo evidencia. Alrededor de 300 personas se unieron ayer en el Paseo Marítimo de Balerma, en la zona de la escalinata de acceso a la playa, frente al restaurante Johanna y el conocido como Rincón para recordar cómo era su playa y reivindicar una actuación ya frente a la «dejadez» de Costas, que está abocando a los balermeros a recordar aquella famosa novela de Gabriel García Márquez, 'Crónica de una muerte anunciada'.

Y es que según los datos recogidos en un levantamiento topográfico, se han perdido más de 20 metros de playa en algunos puntos, en tan solo cinco años, como puede ser el caso de las Cuevecillas o la Playa de Poniente conocida como el Tejar.

Así, pasadas las ocho y media de la tarde, tomaba la palabra José Suárez, miembro de la Mesa de Trabajo por la Estabilización de la Playa de Balerma, entidad organizadora del acto, para explicar a los vecinos los aspectos principales de los pliegos para un futuro estudio que plantea estabilizar y recuperar ambientalmente la playa de la localidad marinera, concretamente entre la desembocadura de la rambla de Balanegra y el espigón de piedra del moro. Unos pliegos que, sin embargo, priorizan el uso de arena frente a otras alternativas como el uso de espigones y que en ningún caso prioriza la actuación que no se ejecutaría antes de 2024 e incluso con el horizonte de 2030 para actuar y que plantea incluso la modificación de los deslindes.

Tras la intervención de José Suárez tomó la palabra el portavoz de la Mesa de Trabajo, José Antonio Peña.

«No nos pueden decir que Balerma ha invadido el mar y es algo que no lo puede permitir ningún balermero», así de contundente se mostró ayer el portavoz de la Mesa de Trabajo durante el acto, y recordó que según un documento al que ha tenido acceso, ya en el año 1981 la asociación de vecinos reivindicaba no solo actuaciones frente a la pérdida de playa, sino que pedía explicaciones por unas ayudas que se supone que iban a llegar a Balerma para la construcción de espigones y que nunca llegaron, como siguen sin llegar las soluciones para este pueblo pesquero.

En este sentido, José Suárez recordó que en tan solo un año, de 2021 a 2022, «se han gastando 600.000 euros en arena», al tiempo que hizo hincapié en que «Costas se ha dedicado a lanzar arena y no vamos a permitir que solo se aporte arena, queremos estructuras, porque si no, pasa como año tras año, que se la lleva el mar». De hecho, tras la última aportación de arena, a mediados de junio y después de un verano en el que el viento de Poniente ha sido clemente con este núcleo costero, no soplando, ya son evidentes los síntomas de pérdida de arena nuevamente.«El Ayuntamiento tuvo que acudir a allanar el terreno para quitar los trancos que ya teníamos de nuevo», subrayó Peña.

Por otra parte y sobre los pliegos que Costas está elaborando para establecer la mejor actuación en el litoral balermero, Peña insistió en que quieren «una playa digna, en la que los plazos vayan más rápidos que la erosión marina y que Costas se comprometa a la estabilización de la playa y a su protección, así como al mantenimiento del dominio público». Con esas demandas y por ese motivo, el propio José Antonio Peña y Francisco Díaz, presidente del Club Náutico de Balerma izaron la bandera de luto mientras sonaba el que se ha convertido en himno de Balerma y que los centenares de asistentes acompañaron cantando: Balerma, Mi Mar. Una bandera que continuará ondeando en el Paseo Marítimo para recordarle a Costas que Balerma ni olvida, ni se rinde.

Un acto que contó con la asistencia del alcalde de El Ejido, Francisco Góngora, y concejales de su equipo de gobierno, así como miembros de la Junta Local de Balerma, con su presidente a la cabeza, Antonio Gómez, y concejales del Ayuntamiento de Dalías.

Por otra parte, esta próxima semana y a propuesta del gobierno local, el Ayuntamiento de El Ejido será escenario de una reunión con Costas, en la que también participarán representantes de la Mesa de Trabajo, en la que se hablará sobre los pliegos de condiciones del proyecto y sobre el futuro de la playa de Balerma.