El Ayuntamiento incorpora ocho autobuses al transporte urbano

El Ayuntamiento incorpora ocho autobuses al transporte urbano

Este verano se incorporará uno más mientras que las tarifas pasarán por el próximo Pleno para su aprobación definitiva y entrarán en vigor el próximo mes

INMACULADA ACIÉN El Ejido

El nuevo servicio de transporte urbano del municipio ejidense ya ha entrado en funcionamiento y con él un refuerzo en la plantilla de vehículos, con el objetivo de acercar el servicio a todos los núcleos urbanos, hacerlo más accesible y sostenible medio ambientalmente.

De esta manera, el alcalde de ElEjido, Francisco Góngora, presentó esta mañana los ocho nuevos vehículos que se incorporan a la flota, a los que además se sumará uno más este verano, que será híbrido.

Así, el máximo responsable municipal indicó que los objetivos fundamentales que se perseguían con este nuevo contrato que tendrá una duración de diez años y que ya está en funcionamiento es llegar a la totalidad del término municipal, aumentando los 326.000 kilómetros actuales a 522.000 kilómetros de cobertura, establecer tarifas abiertas a las necesidades e intereses de los usuarios, y prestar un servicio óptimo desde el punto de vista medio ambiental, con el cumplimiento estricto de las exigencias legales. Un servicio, además, adaptado a todas las últimas tecnologías.

En esta línea, el alcalde destacó que se trata de vehículos «plenamente adaptados para personas con movilidad reducida».

Las tres nuevas furgonetas Sprinter cuentan con reserva de dos asientos para personas con movilidad reducida, mientras que los cinco nuevos vehículos de la marca Mercedes-Benz integran una rampa eléctrica de nuevo diseño para acceso de sillas de ruedas y carritos de bebé, así como protección de antiaprisionamiento al abrir y cerrar, mandos de emergencia en el interior y exterior y cámara marcha atrás preparada para transporte escolar.

También están equipados con pulsador exterior para personas con movilidad reducida con inscripciones en braille, cinturones de doble anclaje, casquillo para invidentes y placas con inscripción en Braille, seis altavoces para la zona de pasajeros y altavoz exterior, además de indicación de parada solicitada y rampa solicitada, junto a placas de información braille en los postes y marquesinas, hecho que se está comenzando a instalar.

Por otra parte, Góngora subrayó como novedad importante el servicio a demanda. «A pesar de que el tiempo ha demostrado que en determinadas rutas no había una masa crítica suficiente para prestar el servicio, hemos roto las limitaciones creando un servicio a demanda para los núcleos más pequeños, que deberán hacer reserva el día anterior».

En cuanto a las tarifas, que se aprobarán en el próximo Pleno y entrarán en vigor en abril, habrá abonos en función del uso y descuentos a aquellas personas que estén en circunstancias especiales.