Mari Ángeles González con las Embajadoras de España y Costa Rica.

Axdial expone las necesidades de las personas con dislexia en la sede de las Naciones Unidas

La presidenta de la asociación almeriense participó en la Asamblea General de Fedis en el Salón de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, en Ginebra

INMACULADA ACIÉN El Ejido

Almería defendió los derechos de las personas con dislexia en la sede de las Naciones Unidas el pasado mes de noviembre.

La presidenta de la Asociación de Dislexia de Almería (Axdial), Mari Ángeles González, formó parte de la Asamblea General Anual de la Federación Española de Dislexia y otras Dificultades Específicas del Aprendizaje (Fedis), que se llevó a cabo en la sede de las Naciones Unidas, en Ginebra, en el Salón de los Derechos Humanos.

Tras la celebración de la asamblea, los miembros de Fedis se reunieron con las Embajadoras de España y Costa Rica ante las Naciones Unidas, y la Directora General de Discapacidad de la Organización Mundial de la Salud, con quienes abordaron la vulneración sistemática de los derechos de los niños con dislexia, y ante quienes leyeron una declaración institucional en la que pidieron que «la vida cotidiana de los niños, niñas y adolescentes con dificultades específicas de aprendizaje no se vea entorpecida por las barreras invisibles que resultan del incumplimiento sistemático y continuado de los instrumentos jurídicos vinculantes».

En este sentido, González subraya que no se les escucha y no se les respeta «en todos los casos. No se nos está poniendo todos los medios al alcance para poder desarrollarnos y acceder tanto a educación en igualdad de condiciones como al trabajo, porque si no tienes una buena educación, no puedes desarrollarte profesionalmente en lo que quieres», al tiempo que insiste en que «como miembro de Fedis tuve la oportunidad de conversar con las embajadoras y la Directora General de Discapacidad y exponer nuestras necesidades».

En este sentido, González subrayó que hasta allí llevó «a Almería como bandera. Estoy muy orgullosa de ser de El Ejido y así lo dije y me siento orgullosa de poder representar a todas las personas que tenemos estas dificultades en Almería. Y me correspondió la enorme responsabilidad de defender sus derechos».