Los autos locos toman Santa María del Águila en una divertida jornada

Los autos locos toman Santa María del Águila en una divertida jornada

Mayores, jóvenes y pequeños participaron de este evento lúdico el sábado por la tarde organizado por la Asociación Aldeílla Joven y que puso en juego la imaginación y la destreza

INMACULADA ACIÉNEl Ejido

El núcleo de Santa María del Águila disfrutó en la tarde del sábado de un evento que edición tras edición sigue ganando adeptos y haciendo disfrutar a mayores, jóvenes y pequeños.

La asociación Aldeílla Joven, en colaboración con la Junta Local de esta localidad, llevó a cabo su III Carrera de Autos Locos y Drift Trikes. Un evento que llenó las calles de este núcleo de originalidad en la que los bólidos participantes tuvieron la ocasión de demostrar su habilidad durante los casi 600 metros de circuito diseñados para la ocasión, con saltos y resaltos, rotondas y chicanes, para hacerlo más divertido y emocionante, pero delimitado por vallas y cinta señalizadora para mayor seguridad.

De esta manera, la prueba puso en juego la imaginación y la destreza de los participantes, ya que la particularidad de los autos participantes era la obligatoriedad de ser de confección casera y artesanal, contar con un mínimo de tres ruedas y no disponer ni de pedales, ni baterías o motores, pero sí con sistema de frenos y mecanismo de dirección.

Los participante dispusieron de varias tandas para intentar conseguir la mejor marca, algo que logró en categoría Autos Locos el '7 Tablas', seguido de 'Tapias Racing' y 'Trocomóvil', que además se llevó el premio al auto loco más original. En categoría Drift Trike el ganador fue Daniel Cara Castillo, seguido de Juan José Fernández Pérez y Francisco José Ruiz Hernández, que fue tercero. El premio al Drift Trike más espectacular fue para Daniel Ruiz.

Además, no faltó tampoco entretenimiento para los más pequeños con hinchables, diferentes estands y sorteos entre los participantes.

Una tarde llena de diversión y buen ambiente, del que disfrutaron decenas de familias, animando y aplaudiendo a los osados participantes, algunos de los cuales además participaron disfrazados.