La asociación El Timón volverá a editar su curso de inclusión socio laboral con el apoyo de la ONCE

La asociación El Timón volverá a editar su curso de inclusión socio laboral con el apoyo de la ONCE

Con este tipo de proyectos se ahonda en la inclusión real de las personas con problemas mentales y en la concienciación de las empresas

INMACULADA ACIÉN El Ejido

Feafes Almería Salud Mental El Timón, dedicada a servir de apoyo y ayuda a enfermos de salud mental y a sus familiares, está finalizando la primera edición de su proyecto de formación y apoyo individual para la inclusión socio laboral de las personas con problemas de salud mental. Un proyecto que pudieron poner en marcha el pasado año desde esta entidad gracias al apoyo económico de la Fundación ONCE, que este año ha vuelto a confiar en la entidad ejidense para reeditar el proyecto.

En este sentido, el próximo 31 de enero, la decena de participantes de este curso cerrarán su formación y desde la asociación ejidense se muestran doblemente contentos. Por un lado, por el hecho de haber conseguido el apoyo de la Fundación ONCE por segundo año consecutivo y en segundo lugar por los buenos resultados obtenidos en esta primera edición.

Así, pese a que de momento no se han formalizado contratos laborales para los participantes en el programa en esta edición, desde la entidad se muestran optimistas con que sí puedan llegar algunas contrataciones en breve, además de prever una segunda edición del programa con mayor acogida entre las empresas de la zona.

Y es que este curso que lleva a cabo El Timón persigue la incorporación al puesto de empleo de los alumnos que participan, por lo que el proyecto sigue unas directrices que persiguen dar cobertura a todas las habilidades individuales y de formación necesarias relacionadas con el acceso al empleo.

En este sentido, además del trabajo que desde la asociación se realiza con los participantes, una parte muy importante es también la labor de difusión, sensibilización y concienciación que se lleva a cabo con las empresas, con la finalidad de establecer lazos de compromiso y de futuro.

Este año las empresas que ofrecieron su apoyo a este programa para que los alumnos pudieran llevar a cabo sus prácticas de tres semanas de duración y 24 horas en total fueron Sprinter, Semilleros Cactus Serrano y AgroIris.

Oportunidades de futuro

La segunda edición, que arrancará el próximo 1 de febrero contará en ese apartado con empresas de diversos ámbitos, desde el agro alimentario con la cooperativa San Isidro Labrador, hasta la de limpieza con la lavandería Iluniun, y pasando por el sector servicios con la participación Carrefour.

«Nuestra sensación es que el mensaje está calando entre las empresas y que cada vez hay más predisposición a contratar personas con enfermedades mentales», apunta Carmen Rosa Añez, responsable del proyecto, quien añade que «este año creo que habrá más posibilidades de contratación tras las prácticas, porque nos consta que son empresas concienciadas con la inclusión de personas con discapacidad en sus plantillas».

Durante la formación que se les aporta a los participantes, se trata de reforzar sus habilidades sociales, mejorar la actitud y la aptitud en la entrevista de trabajo, potenciar el recurso de herramientas para la búsqueda activa de empleo, al tiempo que se realiza un taller ocupacional de Jardinería.

De esta manera, los participantes «consiguen habituarse al ritmo de trabajo, a la puntualidad, la responsabilidad o el aseo, entre otro», indica Carmen. Así al tiempo que aprenden una labor que les resultara útil para un posible futuro trabajo, «aprenden las normas mínimas necesarias y extrapolables a cualquier puesto de trabajo al que vayan a acceder durante el resto de su vida», subraya la responsable del programa.