Al fin arrancan las obras del nuevo CEIP Almerimar tras años de demandas

El proyecto estará en funcionamiento a finales de 2023 y mientras duren las obras habrá alumnos recibiendo clases en aulas prefabricadas

INMACULADA ACIÉN El Ejido

Cuando el nuevo CEIPde Almerimar esté construido y en funcionamiento habrá pasado prácticamente una década desde que se comenzara a pedir su construcción por parte de la comunidad educativa y del Ayuntamiento de ElEjido.

Pero finalmente, las obras han arrancado. Lo hicieron hace tan solo unos días y la previsión es que el centro esté funcionando a finales de 2023.

El delegado territorial de la Consejería de Educación y Deporte, Antonio Jiménez, acompañado por la jefa del Servicio de Planificación de la Delegación, María Isabel Fernández, visitaron el pasado viernes el terreno.

La empresa, junto con el equipo técnico de la Agencia Pública Andaluza de Educación (APAE) apuntaron a mediados de febrero de 2023 como fecha de finalización del centro, si bien indicaron que será en el momento en el que esté levantada la estructura cuando se podrá dar una fecha más exacta.

Pese a que la construcción arranca ahora, ya hay alumnos que están recibiendo clase en aulas prefabricadas ubicadas en este terreno, como continuará sucediendo hasta la entrada en funcionamiento del nuevo edificio.

Es por ello que durante todo el proceso las medidas de seguridad tendrán que extremarse. Para ello, los técnicos explicaron que se ha creado un corredor de dos metros vallado y con grava que rodea todo el perímetro donde están los alumnos recibiendo sus clases.

Además y según se detalla en el plano, hay una puerta principal que se bifurca en dos caminos para separar la entrada de alumnos de Infantil y de Primaria. El colegio contará con varios accesos más e incluso se ha planificado que la biblioteca escolar tenga una entrada independiente por si hay que utilizarla, pero que no implique tener que abrir todo el recinto, así como varias zonas verdes con diferentes tipos de árboles y plantas que estarán en consonancia con la climatología de la provincia.

La actuación supondrá la creación de un colegio de dos líneas, con 450 puestos escolares, y permitirá la retirada de los módulos prefabricados instalados en la zona para atender las necesidades de escolarización.

Un proyecto que se dilatará unos 16 meses en construcción y que supondrá una inversión que superará los 4,2 millones de euros.

La parcela en la que se ubica el nuevo colegio tiene una superficie de 9.692 metros cuadrados, de los que aproximadamente un terco serán los que se construyan, y se encuentra situada al sureste del actual CEIP Almerimar, construido en el año 2013.

Así, la zona docente de Infantil dispondrá de seis aulas polivalentes con aseos integrados y aulas exteriores, así como un aula de educación especial con aseo adaptado, mientras que en Primaria habrá 12 aulas polivalentes y cuatro aulas de pequeño grupo.

El centro también dispondrá de Sala de Usos Múltiples, biblioteca, gimnasio, así como cocina y comedor. Además, los espacios exteriores se completarán con pista polideportiva, porche y zonas de juego.

Por otra parte, en materia de eficiencia energética, el centro dispondrá de un sistema de ventilación natural para garantizar la calidad del aire interior, diseñado por la Agencia Pública Andaluza de Educación, que se compondrá de ventanas automatizadas con un sensor de dióxido de carbono que determinará el nivel a partir del cual se activará su apertura.