Equipo de la Unidad de Pediatría del Hospital Universidatario de Poniente, nominado al Premio Hospital Optimista en categoría Servicio. / R. I.

Él área de Pediatría del Poniente, nominado a los Premios Hospital Optimista

Isabel Hernández vuelve a recibir la nominación a Manager Positiva, en este caso por el área de Puérperas, premio que ya ganó en la pasada edición

INMACULADA ACIÉN El Ejido

El optimismo es energía positiva, ese empujón a querer siempre hacer las cosas mejor. Pero en ámbitos como el sanitario, además está demostrado que incluso ayuda a la hora de recuperarse más rápidamente de las dolencias. Por eso, encontrarse gente optimista, que comparte sonrisas, merece un reconocimiento. Y eso es lo que hace desde hace siete años la Fundación Hospital Optimista con sus Premios, contribuir a la mejora de la salud de los pacientes hospitalizados fomentando las iniciativas y prácticas que contribuyan a la creación de un entorno optimista para el paciente y su familia.

Unos premios a los que el Hospital Universitario Poniente vuelve a estar nominado por segundo año consecutivo, en esta ocasión en dos categorías como son el área de Pediatría en categoría Servicio e Isabel Hernández, gestora de cuidados de Pediatría y Puérperas, como Manager Positiva de Puérperas.

Unos premios a los que el Hospital Universitario Poniente ha concurrido con otros 150 aproximadamente hospitales a nivel nacional en las diferentes categorías y tamaños. Es por ello que estar entre los tres nominados a estos galardones que se entregarán el 27 de junio en Valencia, ya es todo un premio.

Precisamente Isabel Hernández ya sabe lo que es ganar el galardón de Manager Positiva, que consiguió el año pasado como gestora de Pediatría. Y un premio que además tiene un valor especial.

«Dicen desde la Fundación Hospital Optimista que el Manager Positivo es el que es capaz de desarrollar una cultura de confianza en los equipos», señala Hernández, quien se muestra muy feliz con esta nominación. «Creo que es muy importante que tu equipo tenga confianza como para dirigirse a ti, contar los problemas, intentar buscar la solución entre todos, creo que eso es muy positivo, porque somos una familia», afirma Hernández.

Pero es que además esta nominación llega tras la valoración por parte de todos sus compañeros del área.

El equipo Want de la Universidad Jaume I, pionero en el estudio y avance de diagnóstico psicosocial, ha elaborado una herramienta de evaluación mediante la que los trabajadores, voluntariamente, se bajan una aplicación y sobre ella contestan una encuesta para medir de manera científica cómo es la situación en el centro y valorar al líder de la Unidad. En función de las respuestas de los trabajadores, que además son anónimas y voluntarias, salen los resultados.

Es por ello que la emoción de Isabel Hernández es mayor, al saberse tan bien valorada por sus compañeros. «Al final todo parte y sale del equipo, cuando tienes un grupo de personas detrás que lo dan todo, al final todo sale para adelante», señala, al tiempo que añade que «estos proyectos son positivos porque la gente se siente recompensada de ver que se están haciendo las cosas bien y te da más motivación».

En cuanto a Servicio, es la primera vez que Pediatría se encuentra entre los tres finalistas. «Estamos muy contentos, siempre te estimula hacer cosas diferentes y hacer las cosas mejor», afirma Antonio Vicente, responsable de la Unidad de Pediatría.

Una nominación que asegura Vicente les «anima a seguir trabajando. Desde el punto de vista mental, a la hora de trabajar, el día a día quema mucho, la rutina, el estrés, la sobrecarga o los problemas que pueden surgir, pero también se ve que hay otra parte que es el compañerismo, somos como una gran familia, nos vemos y te alegra ver gente conocida a la que aprecias y creo que eso se nota a la hora de trabajar y también a la hora de cómo se trata a los pacientes, niños y familias, que son los protagonistas de esta historia y creo que también ellos salen más contentos cuando pasan por nuestro servicio».